Caos en los aeropuertos

El Gobierno declara el estado de alarma y moviliza a los controladores

Los controladores reaccionan al decreto y se han incorporado a sus centros de trabajo, ha anunciado el ministro de Fomento.- Rubalcaba asegura que los trabajadores que no se presenten a sus puestos podrán enfrentarse a penas de cárcel y afirma que la situación "comenzaba a ser insostenible".- Coroneles toman el mando en las torres de los aeropuertos civiles.- Se quedan en tierra más de 600.000 personas en el arranque del puente

A. MARS / Á. ROMERO / P. ÁLVAREZ Madrid 4 DIC 2010 - 15:18 CET

España está en estado de alarma por primera vez en la historia de la democracia. El caos aeroportuario originado por el plante masivo de los controladores (los encargados de ordenar la circulación aérea) ha llevado al Gobierno a decretarlo esta mañana, a la vista de que los vigilantes del aire no deponían su actitud. A partir de las 13.00, con su publicación en el BOE [leer en PDF], los controladores quedan "movilizados" y bajo las órdenes de la autoridad militar. A partir de ese momento han empezado a ser requeridos de uno en uno, a través de burofax, para que acudan a trabajar. Si no lo hacen serán acusados de graves delitos. El vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba lo ha explicado así: "Si no acuden a sus puestos de trabajo pasan a incurrir en un delito de desobediencia", castigado con penas de prisión.

AENA ha puesto a disposición de los usuarios el teléfono 902404704

Pero los controladores aéreos han reaccionado al decreto de estado de alarmay se han incorporado a sus centros de trabajo, ha anunciado el ministro de Fomento, José Blanco en entrevista con TVE. "Hay normalidad en la asistencia de controladores, pero aún tardaremos un tiempo en que los aviones puedan entrar y salir de los aeropuertos ya que hay que cargar las órdenes de vuelo y organizarlo en forma coordinada con Eurocontrol", ha dicho el ministro. Ha agregado que la normalidad completa en el sistema aeroportuario español va a volver tal vez en un plazo de 24 a 48 horas.

Sin embargo, fuentes de la Fiscalía ya han anunciado que han sido citados 100 controladores y no descartan se les apliquen medidas cautelares.

La amenaza se ha cumplido, ya que anoche el Gobierno había adelantado con declarar el estado de alarma si los controladores no cedían en su "huelga salvaje", iniciada ayer sobre las cinco de la tarde cuando, en masa, alegaron problemas físicos. Ante la huelga encubierta, se tuvo que cerrar el espacio aéreo y cientos de miles de personas se quedaron en tierra justo en el comienzo del puerte de la Constitución, el más largo del año. Se anunció un Consejo de Ministros extraordinario -que se ha celebrado esta mañana- para atajar la situación.

El desencadenante del conflicto fue el decreto aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, por el que se establece que las 1.670 horas anuales que tienen que trabajar deben ser, todas ellas, de control efectivo. Esto es, que no podían contabilizar dentro de ellas los permisos o bajas. El sindicato de controladores USCA, reconocía ayer que lo sucedido se debía al decreto del nuevo modelo de gestión aeroportuaria y advertía de que, tras un año de conflicto con el Ministerio por sus condiciones de trabajo, los ánimos en el colectivo estaban muy encendidos.

Desafío

Los ministros esperaron a ver si se normalizaba la situación para decidir si decretaban o no el estado de alarma. Pero eso no ocurrió, porque los controladores mantuvieron su desafío a primera hora de la mañana -sólo acudieron a sus puestos la mitad y alegaron problemas físicos para no trabajar. Por ello, los ministros acordaron decretar la alarma, una medida excepcional, para "impedir el chantaje" de los controladores y el evidente pulso que echaban al Gobierno. "Nunca pensaba que un colectivo podía ser tan insensato como para causar tanto daño, no al Gobierno, sino a los ciudadanos", ha subrayado Rubalcaba. El estado de alarma permanecerá de momento por un periodo de 15 días.

Con el estado de alarma, los controladores pasan a estar sometidos al control militar, "movilizados", como ha dicho Rubalcaba. En ese estado, no acudir al trabajo significa incurrir en un delito de desobediencia, que acarrea penas de cárcel. Por ello, los vigilantes del aire han comenzado a acudir a sus puestos, tras recibir notificaciones oficiales.

En cualquier caso, el tráfico tardará aún horas en recuperarse. Aunque AENA mantiene oficialmente el cierre del espacio aéreo hasta las 19.00 de esta tarde, muchas compañías ya han anunciado que no volarán hasta mañana. Iberia, la mayor operadora, ya ha dicho que hasta las seis de la mañana de mañana no operará sus aviones.

Control militar

El Ejecutivo se vio obligado a la militarización del control aéreo hacia las 23.00 horas del viernes ante el colapso generado por las "bajas masivas" del 70% de los controladores. Para poder tomar esta medida, que está prevista dentro de un decreto aprobado el mediodía del viernes por el Consejo de Ministros, el Ejecutivo publicó la norma de manera extraordinaria en el Boletín Oficial del Estado pasadas las 21.30. Además, el decreto especifica que también se permitirá realizar controles médicos a los controladores "de manera inmediata" para verificar que realmente no están en disposición de realizar sus funciones.

El Gabinete creado para gestionar la crisis anunció tres medidas de urgencia. En primer lugar, efectivos militares se trasladaron a los cuatro centros de control que existen en España (Sevilla, Madrid, Barcelona y Canarias) para asegurar su buen funcionamiento. En segundo, Defensa reforzó el personal de los nueve aeropuertos de uso mixto militar y civil: Villanubla (Valladolid), San Javier (Murcia), Salamanca, Talavera la Real (Badajoz), León, Zaragoza, Albacete y Cuatro Vientos y Torrejón (Madrid). A ellos se desviarán vuelos civiles.

Como tercera medida de urgencia, coroneles del Ejército del Aire se trasladaron a las torres de control de los aeropuertos civiles para asumir el mando. Los coroneles comenzaron por asegurar la coordinación de los 10 aeropuertos que continuaban abiertos el viernes por la noche, y a lo largo de la madrugada se han ido incorporando al resto, que son 47, para que por la mañana todos puedan estar operativos. A lo largo de la noche, soldados de la Unidad de Emergencias (UME) patrullaron por Barajas, ocupándose de avituallar con víveres, agua y mantas a los pasajeros.

Al menos 600.000 afectados

Fuentes aeroportuarias cifraban en 600.000 los pasajeros afectados por el cierre de los aeropuertos españoles desde la tarde del viernes, mientras que AENA calculaba en 300.000 el número de perjudicados por el abandono de los controladores de sus puestos de trabajo. El viernes era el primer día de la operación salida, tanto en las carreteras como en los aeropuertos, donde se iban a operar un total de 4.928 vuelos. En total se esperaba trasladar a 694.294 pasajeros. La de ayer era la jornada de mayor concentración de tráfico del puente de la Constitución.

Según los últimos datos de AENA, un total de 2.255 vuelos se han cancelado hasta las 14.00 horas de este sábado, el 52,3% de los previstos, informa Europa Press. Hasta esa hora, se habían anulado 1.148 operaciones de llegada y 1.107 operaciones de salida, del total de los 4.300 programados para esta jornada en los 47 aeropuertos de la red.

Guerra política

El vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, le pregunta al Gobierno por qué no retrasó la aprobación del decreto que "le pone en conflicto con los controladores" en vísperas del puente "más importante del año". Asimismo, ha pedido al equipo de José Luis Rodríguez Zapatero que tome todas las medidas necesarias, "incluidas las penales", contra los responsables.

Gaspar Zarrías, secretario de Política Autonómica del PSOE, ha respondido acusando al PP de haberse situado al lado de los controladores aéreos, en lugar de apoyar al Gobierno y a los ciudadanos. "El PP no apoya al Gobierno, nunca apoya al Gobierno. El PP ha decidido colocarse al lado de los controladores, presuntos delincuentes, y en contra de los ciudadanos para arañar un puñado de votos", ha señalado en rueda de prensa.

Los pasos de la intervención militar

1º Ordenar a los controladores que acudan a sus puestos de trabajo. Si no cumplen la orden se enfrentan a graves delitos con penas, incluso penales.

2ª Abrir al tráfico civil la decena de aeropuertos militares que hay en España. En Madrid se habilitarán el de Torrejón y el de Cuatro Vientos.

3ª Desplazar a las torres de control de los aeropuertos civiles a coroneles que asuman el mando.

4ª El jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire seleccionará y decidirá cuáles son los vuelos prioritarios.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, se ha quedado atrapado hoy también en el aeropuerto de Lanzarote como consecuencia del cierre del espacio aéreo por las "bajas masivas" de controladores. / AGENCIA ATLAS

FOTOGALERIA: Despegue desde Málaga

El primer avión que despega del aeropuerto de Málaga. / JULIAN ROJAS

Últimas noticias

Ver todo el día

Del amor al odio en su tierra

Roberto Gómez Bolaños es venerado en América Latina, pero su legado deja detractores y defensores por igual en México

La caída del precio del petróleo fuerza a Maduro a recortar el gasto

El presidente de Venezuela y sus ministros se rebajan el sueldo

Dilma Rousseff: ¿Sabia o traidora?

La presidenta ha sorprendido a propios y extraños con su decisión de colocar a un discípulo de la Escuela de Chicago al frente de la economía brasileña

El plan de Peña Nieto contra la impunidad desata críticas

La oposición pide al presidente mexicano autocrítica sobre el manejo de la seguridad en el país

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana