Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje a las 13 rosas en el 70 aniversario de su fusilamiento

Una placa recuerda a las jóvenes comunistas y socialistas en el muro de la Almudena donde murieron

El PSOE y el PCE han rendido hoy homenaje por separado, en el cementerio de La Almudena de Madrid, a las 13 rosas, en el 70 aniversario del fusilamiento de estas jóvenes militantes de la organización Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y del Partido Comunista de España (PCE), que fueron condenadas a muerte por un consejo de guerra. Ambos partidos han defendido la necesidad de recuperar las "voces dormidas" de las personas que dieron su vida por la paz, la libertad y la democracia.

Tras la victoria del bando franquista en la Guerra Civil, las 13 jóvenes fueron recluidas en la cárcel de Las Ventas junto a otros militantes de sus formaciones políticas. Después del asesinato de un comandante de la Guardia Civil y su hija el 29 de julio de 1939 en Talavera de la Reina, las autoridades sacaron de la cárcel a 56 jóvenes militantes del PCE y las JSU, 43 de ellos varones y las 13 Rosas. El 3 de agosto, un tribunal militar les condenó a muerte por "adhesión a la rebelión", por tratar de recomponer el PCE y las JSU y por atentar contra el "orden social y jurídico de la nueva España". Al acto han acudido la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. Ambos han descubierto una placa conmemorativa que recuerda sus nombres en el muro del cementerio donde cayeron fusiladas. Otros 43 jóvenes fueron asesinados ese mismo día.

El homenaje del PCE

El momento más emotivo ha sido cuando Angeles García Madrid, una de las compañeras de celda de una de las rosas, ha relatado las últimas horas de las jóvenes, en las que, todo el mundo, salvo ellas, sabían que iban a morir. Así, ha recordado la última conversación de Virtudes y Julia, dos de las jóvenes asesinadas, en la que la primera le preguntaba a la segunda si pensaba que las iban a matar y ésta le contestó: "No nos van a matar, ¿tú eres tonta?". "Tenían la muerte en la cara", ha comentado García, quien a continuación ha narrado que oyeron cómo una de las jóvenes, al subir a la camioneta que les condujo a la muerte, entonó el himno de la Joven Guardia, que fue seguido por las demás hasta su llegada a la tapia del cementerio en la que fueron ejecutadas.

Con este acto se cumple, según Pajín, con "la última voluntad" de Julia, quien antes de morir escribió a su familia: "Que mi nombre no se borre de la historia". "Es un derecho de todos y de todas recuperar y recordar nuestra historia", ha dicho Pajín. La número tres del PSOE ha mostrado su orgullo por haber aprobado la Ley de la Memoria Histórica al declarar su orgullo por "poder recuperar esa memoria y, por tanto, de poder recuperar la dignidad de hombres y mujeres. Ha sido una Ley que ha hecho florecer toda esta historia, que seguiremos rememorando porque un pueblo no puede mirar hacia delante sin mirar hacia el pasado".

Por su parte, Gómez ha calificado este acto conmemorativo como "identitario de la izquierda, un acto de reconocimiento y reivindación del papel de la mujer en la historia de nuestro país, pero también es un acto de reivindicación de los valores de la política, la política por la que tanta gente ha muerto, la política como ese conjunto de ideales por una sociedad mejor, para un mundo mejor". Posteriormente se ha celebrado el homenaje organizado por el PCE, que ha comenzado con un minuto de silencio y con los puños y las banderas republicanas en alto, y que ha tenido lugar junto a la tapia donde fueron asesinadas las jóvenes, adornada con rosas rojas, amarillas y violetas. El secretario federal de Memoria Histórica del PCE, Javier Ruiz, ha leído un manifiesto en el que ha asegurado que su partido seguirá trabajando para que "se anulen todas las sentencias de los tribunales ilegales" y que "el sistema judicial investigue los crímenes del franquismo".

En un comunicado con motivo del aniversario del fusilamiento, varias asociaciones de recuperación de la Memoria Histórica denuncian los "asesinatos" del franquismo "bajo el intento de enmascaramiento y legitimación como juicios-farsa" y recuerdan a las 190.000 personas que fallecieron durante la Guerra Civil y la dictadura. En la nota, reclaman medidas en favor de las víctimas, entre ellas un impulso a la apertura de los juicios penales contra estos "crímenes de la humanidad" y "la depuración de las responsabilidades penales, civiles o administrativas".