El PP presenta su recurso de inconstitucionalidad contra la reforma del Estatuto catalán

El nuevo texto "liquida unilateralmente el modelo de Estado", según Rajoy

El PP ha presentado esta mañana en el registro del Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Estatuto de Cataluña porque, según han afirmado sus dirigentes, se trata de una "Constitución paralela". Los partidos catalanes han coincidido en señalar que la iniciativa perjudica los intereses de Cataluña.

Pasadas las 11.00, la secretaria Ejecutiva de Política Autonómica y Local del PP, Soraya Sáez de Santamaría, y el portavoz en la Comisión Constitucional del Congreso, Federico Trillo, han depositado el documento, que consta de 411 páginas. Ambos han pedido la tramitación "urgente" del recurso por cuanto, ha dicho Trillo, "no hay nada más importante sobre la mesa" del TC que este recurso que pone al organismo en una "encrucijada histórica". La sentencia marcará en gran medida, ha apuntado, la evolución del modelo autonómico que consagra la Constitución de 1978. Para el ex ministro de Defensa, un plazo "deseable" para la resolución del plazo sería antes de la celebración de las próximas elecciones generales, previstas en 2008.

Las claves del recurso las explicó la semana pasada el presidente de este partido, Mariano Rajoy, resaltado además su principal crítica a la reforma: "Ha liquidado unilateralmente el modelo de Estado, desde el actual Estado de las autonomías a una confederación asimétrica que privilegia a Cataluña. Y ello sólo con el apoyo del 35% de los votantes de una comunidad autónoma y sin que opinen todos los españoles".

Rajoy está convencido de que el Constitucional le dará la razón, pero si no lo hiciera él se encargará de incluir en su programa electoral para las próximas generales la promesa de "una reforma como la que ha puesto en marcha ahora Alemania" que marque "con claridad qué competencias son sólo del Estado", subrayando así "que España es un Estado de las autonomías y no uno ni federal ni confederal".

Por lo demás, el recurso de inconstitucionalidad se basa en estos puntos:

- "El empleo del término nación, pues la única nación prevista en la Constitución es España".

- "El tratamiento que recibe la lengua catalana, al concebirse como un deber impuesto a todos los que viven en Cataluña".

- "El establecimiento de derechos y deberes distintos para los ciudadanos de Cataluña".

- "La regulación de un Poder Judicial propio para Cataluña, que fractura la unidad del Poder Judicial de España y su independencia".

- "Una distribución de competencias entre la Generalitat y el Estado que deja al Estado como residual dentro de Cataluña".

- "El principio de bilateralidad, por el que hay que negociar con la Generalitat competencias que son del Estado".

- "La regulación de relaciones internacionales propias de Cataluña".

- "El sistema de financiación, ya que abre la posibilidad de un marco interregional de insolidaridad que afecta a la calidad, amplitud e igualdad de las prestaciones que tienen derecho a disfrutar todos los españoles".

El Gobierno, tranquilo

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el PP "está en su derecho" de acudir al Constitucional y ha precisado que el Gobierno y su partido "están tranquilos". Esta aptitud se debe a que "mientras el PP recogía firmas para pedir un referéndum inconstitucional, los grupos parlamentarios trabajamos intensamente para lograr un Estatuto rigurosamente constitucional". Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado que acatará "con toda normalidad" la resolución del Constitucional.

La dirigente del PSC y diputada socialista Carme Chacón ha señalado que este recurso pone de manifiesto el "poco respeto a la voluntad de los catalanes" que profiere el PP, mientras que para el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, la medida es un "acto de agresión política contra Cataluña". Por su parte, el ex conseller primer de la Generalitat de Cataluña, Josep Bargalló (ERC), ha advertido de que los populares están inmersos en una "cruzada" contra el Estado de las autonomías y "contra todo". En similares términos se ha expresado el vicepresidente de ICV, Jordi Guillot, para quien el recurso es "una nueva agresión a Cataluña y a la Generalitat". "El PP no quiere aceptar que democráticamente hemos aprobado este Estatut", ha puntualizado.