Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAÍS VASCO

La dimisión "irrevocable" de Redondo Terreros abre una crisis en el socialismo vasco

El hasta ahora líder del PSE había prometido dimitir si la Ejecutiva no aceptaba el documento que ha elaborado para la Conferencia Política.-

El secretario general del PSE-EE, Nicolás Redondo Terreros, ha presentado esta tarde su dimisión "irrevocable" durante la Comisión Ejecutiva del partido, que se celebraba en un hotel de Vitoria y que ha durado tan sólo media hora.

La renuncia de Redondo Terreros provoca una crisis en el seno del Partido Socialista de Euskadi y, de forma automática, obliga a la celebración de un congreso extraordinario.

Antes de dimitir, el hasta ahora líder de los socialistas vascos había presentado en la reunión el documento que ha elaborado de cara a la la Conferencia Política que iba a tener lugar el próximo mes de febrero.

Hace unos días, Redondo Terreros prometió que si ese texto no lograba el consenso suficiente en el seno de la Ejecutiva, dejaría su puesto, ya que pretendía que el documento fuera asumido por la dirección socialista.

Redondo se presentará candidato

Redondo ha explicado durante la Comisión Ejecutiva de su partido, que, aunque presenta su dimisión "irrevocable", se postulará como candidato en el congreso extraordinario que convoque a fin de defender su posición, según ha informado el vocal de la dirección del partido y alcalde de Portugalete (Bizkaia), Mikel Cabieces.

Cabieces ha añadido que Redondo ha sido el único en tomar la palabra durante la reunión, en la que ha estimado "conveniente" celebrar un congreso por "las diferentes posturas" existentes en el seno del partido y "clarificarlas". "Cuando las posiciones son distintas, la mejor solución es celebrar un Congreso y, por eso, tiene la intención de defender su proyecto de forma nítida", explicó Cabieces.

"Solo y sin el respaldo"

Otras fuentes cercanas al líder socialista han indicado que la causa de su dimisión ha sido "la presión interna tremenda que ha sufrido en los últimos meses".

"Él tiene un proyecto, un discurso que ha mantenido y que salió respaldado en el pasada Congreso por unanimidad, con el que concurrió a las elecciones, se obtuvo unos resultados que no fueron los esperados pero que no fueron malos", han apuntado.

Los mismos medios apuntaron también que Redondo se encontraba "solo, con una carencia de apoyo por parte de la dirección del partido en Euskadi y también en el ámbito estatal, concretamente en Ferraz".

Desde ese punto de vista, han precisado que "la mejor solución para celebrar un Congreso Extraordinario es presentar su dimisión". El dirigente socialista hará público en breve un comunicado y mañana, a las once y media de la mañana, en la sede de Bilbao ofrecerá una rueda de prensa para explicar con más detalle su determinación.

Una decisión "acertada"

Las reacciones a la dimisión de Redondo no se han hecho esperar. Mientras los políticos vascos coinciden en su respeto a la decisión del líder del PSE, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado acertada la celebración de un congreso extraordinario de los socialistas vascos ya que, en su opinión, "es el instrumento más poderoso mediante el cual el partido podrá formular un proyecto mayoritario en Euskadi".

De este modo, Rodríguez Zapatero se pronunciaba hoy en León sobre la dimisión del secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, quien a su juicio "ha contado y cuenta con el respaldo de todos los socialistas de Euskadi".

El secretario general del PSOE ha asegurado haber mantenido una conversación telefónica con Redondo Terreros, al que, según Zapatero, no le hq escuchado "ninguna referencia al comportamiento de la dirección federal".