Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenciones de mujeres en Arabia Saudí por conducir automóviles

Decenas de activistas desafían la prohibición poniéndose al volante - Los hombres deben autorizar por escrito los movimientos de sus esposas o hijas

La policía saudí ha detenido a cinco mujeres que habían desafiado las normas que les prohíben conducir, según informó ayer una activista. Fuentes policiales, no obstante, solo han confirmado una detención. "Todos los casos se produjeron en Yedá y estamos realmente sorprendidas, porque no había pasado hasta ahora", declaró la activista saudí Eman al Nafyan. Un responsable policial de Yedá ha asegurado, sin embargo, que solo había sido detenida una mujer que conducía junto a su hermano en la zona portuaria. "Solo conozco un caso, del resto no tengo ninguna información", añadió.

Dos mujeres, Shaima Osama y Manal Alsharif, fueron detenidas este mes por desafiar las normas sobre conducción. No obstante, las autoridades se mostraron relativamente tolerantes a mediados de junio, cuando decenas de mujeres tomaron el volante en respuesta a una campaña lanzada por diversos grupos, como Women2Drive y Women's Right to Drive in KSA. Muchas de ellas incluso difundieron sus imágenes conduciendo a través de Internet. Una activista subió un vídeo a You Tube para demostrar que estaba conduciendo. Una joven que se identifica como Laila Sindi, de la ciudad costera de Yeda, aseguraba a medidados de este mes en Twitter que había salido a primera hora de la mañana junto a una amiga y su prima en un vehículo descapotable y que las calles estaban tranquilas. "Volvemos del supermercado. Mi mujer ha decidido comenzar el día cogiendo el coche", escribió el periodista Tawfiq Alsaif en Twitter. En otro vídeo, una conductora que llevaba un niqab dejó grabado: "Queremos depender de nosotras mismas sin contar con conductores, tenemos derecho a conducir".

Las saudíes se graban al volante y divulgan los vídeos en Internet

En Arabia Saudí -una monarquía absoluta en poder del ultraconservador clero suní de los wahhabíes- no existe ninguna ley que prohíba expresamente conducir a las mujeres, pero las autoridades no les conceden la licencia y, por tanto, se lo impiden en la práctica. Las mujeres saudíes necesitan de la autorización por escrito de algún varón -marido, padre, hermano o hijo- para salir del país, trabajar o incluso someterse a ciertas operaciones quirúrgicas. La policía religiosa suele patrullar las calles para garantizar la segregación entre los dos sexos.

La lucha de las mujeres saudíes por ponerse al volante viene ya de largo. en 2008 ya recurrieron a YouTube para colgar un vídeo reivindicativo. "En nombre de las saudíes, pido al príncipe Nayef Bin Abdelaziz que nos dé permiso para conducir", reclamaba entonces Wajeha Huwaider, refiriéndose al ministro del Interior. Con la cara descubierta, esta mujer protagonizaba un vídeo en el que se la veía conduciendo un automóvil. Lo hacía para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

La prohibición no siempre existió. Muchos saudíes recuerdan que hasta el auge del petróleo las mujeres pudieron utilizar los medios de transporte de su tiempo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2011