ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 3 de junio de 2011

Felip Puig utilizará imágenes aéreas para defender la carga

Las grabaciones del helicóptero, clave para validar la versión de Interior de que los Mossos fueron agredidos antes de actuar

Barcelona 3 JUN 2011

El helicóptero de los Mossos d'Esquadra que sobrevoló la plaza de Catalunya en la operación policial del viernes 27 de mayo será clave para el informe que elabora el Departamento de Interior y que está previsto que su titular, Felip Puig, presente el próximo miércoles. Se trata de una "revisión crítica de la operación" que degeneró, tras una desproporcionada carga policial, en graves incidentes, que causaron 121 heridos, 37 de ellos agentes.

La aeronave grabó la operación policial, como es habitual, y en el momento más tenso de la intervención de los Mossos -cuando los antidisturbios se replegaban y en algunos casos quedaron aisladas- voló a una altura especialmente baja. "El informe explicará por qué", indicó ayer una portavoz de Interior. Los helicópteros de las policías estatales y autonómicas tienen permitido volar por debajo de los límites que establece la normativa, informó un portavoz del Ministerio de Fomento.

Además, el informe incluirá imágenes de otras unidades policiales que registraron los enfrentamientos. Con estas, Puig tratará de sostener su argumento de que los Mossos no dieron el "primer paso" en la confrontación con los acampados.

El informe que ultima Interior, y que elaboran varios mandos policiales, evalúa las las cuestiones controvertidas que han suscitado duras críticas sobre la intervención policial, como la planificación, la hora, el número de efectivos y los métodos de defensa y contención utilizados.

Los agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana llegaron a la plaza de Catalunya a las siete de la mañana y el dispositivo se alargó hasta la una y media de la tarde.Interior ha decidido posponer hasta después de la crisis por las cargas a los acampados en la plaza de Catalunya cualquier cambio sobre la identificación de los agentes antidisturbios, que siguen incumpliendo el decreto que les obliga a mostrar en un lugar visible su número profesional.

La intención del Departamento es dejar enfriar el debate sobre las cargas para abordar entonces si es necesario o no mantener, modificar o derogar el decreto que obliga a todos los Mossos a llevar siempre visible la identificación, según fuentes de Interior.

El Gobierno tripartito aprobó el 4 de noviembre de 2008 un decreto, impulsado por el entonces consejero de Interior Joan Saura (ICV), que obligaba a todos los agentes de los Mossos d'Esquadra a llevar su número de identificación (TIP) en un lugar visible de su uniforme. Sin embargo, los antidisturbios no han cumplido nunca esta normativa, ni antes con Saura ni ahora con el consejero Felip Puig, ya que pese a que llevan su identificación en el uniforme, queda tapada por el chaleco antitrauma.

El hecho de que los antidisturbios puedan ser o no identificados es crucial para dirimir posibles responsabilidades judiciales por sus actuaciones, como demuestra, por ejemplo, el hecho de que las 120 denuncias contra mossos por las cargas contra estudiantes anti-Bolonia acabaron archivadas por falta de autor conocido. En el contexto europeo, las únicas policías cuyas unidades antidisturbios están obligadas a llevar su identificación en un lugar visible son el Cuerpo Nacional de Policía y las policías de Reino Unido y Alemania.

Uno de los momentos en los que el helicóptero voló más bajo en la plaza de Catalunya. / MASSIMILIANO MINOCRI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana