Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del 22-M

IU contempla dejar gobernar al PP en Extremadura

"Los vicios aquí son los de la mayoría absoluta del PSOE", alega la formación

El PSOE amaneció tras la aciaga noche electoral del 22-M con un solo motivo de esperanza: conservar el Gobierno de Extremadura, que ocupa desde hace tres décadas. Esa esperanza socialista está ahora también en el aire: el cabeza de lista de IU en la comunidad, Pedro Escobar, cuyos votos necesita Guillermo Fernández Vara para mantenerse en la presidencia, no descarta dejar gobernar al PP (la fuerza más votada) en minoría.

IU insistió durante la campaña en que "ni por activa ni por pasiva" permitiría Gobiernos populares allí donde de ellos dependiese. Cayo Lara, el coordinador federal, fue expresamente a Extremadura a decirlo, en una rueda de prensa en Plasencia y en un mitin en Cáceres junto al propio Escobar. Pero el candidato de IU nunca fue tan tajante, y ayer confirmó a este periódico que ni mucho menos tiene claro apoyar la investidura de Fernández Vara. El PSOE tiene 30 diputados, 32 el PP y tres IU.

Vara afirma que no se mantendrá en el cargo "a cualquier precio"

Lara desautoriza al coordinador regional y sostiene que habrá pacto

"Yo entiendo a Cayo, pero él está en Madrid, donde gobierna el PP de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, y las cosas se ven allí de otra manera. Aquí en Extremadura los vicios de 30 años de mayoría absoluta han venido de la mano del PSOE, y hay mucha gente de nuestra organización, muchos concejales de Ayuntamientos, que nos piden que no dejemos seguir gobernando al PSOE", explicó Escobar, antes de admitir que "no hay unidad en IU" sobre esta cuestión y que la decisión definitiva la tomará el domingo el Consejo Político regional. "Yo no lo tengo claro, a veces lo veo de una manera y otras veces de otra. La verdad es que tengo un papelón", suspiró.

A Escobar lo llamó Fernández Vara en la noche electoral, "cuando llevaban el 80% de los votos escrutados", para pedirle su apoyo. Él le dijo que había que esperar a los resultados definitivos y a saber qué decidía la organización. "No hemos vuelto a hablar", afirma. También habló con el candidato del PP, José Antonio Monago. "Me dijo que sabía que estaba en una situación difícil, no hablamos de pactos. Yo le conté que no sabía qué decidirían los órganos de dirección de IU en Extremadura", recuerda Escobar.

El ya diputado considera que la "marea azul" que se ha extendido en los ámbitos de poder en España tras las elecciones del domingo es "una malísima noticia", pero añade que si finalmente IU permite gobernar al PP en Extremadura "no habría que dramatizar". "Es una decisión complicada. Hay un clamor tras 30 años de mayoría absoluta, y el PSOE es un partido que está en descomposición y que ha sido castigado en toda España. No es un interlocutor demasiado válido", insistió.

El socialista Fernández Vara reaccionó con flema: subrayó que IU está "en su perfecto derecho" de dejar gobernar al PP y aseguró que él no hará nada "por prolongar esta situación [la presidencia] si IU no entiende que es la mejor opción". "Yo ya estoy recogiendo mis enseres del despacho, archivando las carpetas y llevando a la biblioteca de la Presidencia de la Junta los libros", añadió el presidente en funciones en una entrevista con TVE recogida por Efe.

Fernández Vara, que es médico forense, tiene "preparado un papel para firmar la solicitud" de su vuelta a la plaza de médico si IU decide abstenerse en la investidura y abrir el paso al PP. "Que nadie piense que yo voy a hacer nada por mantener el cargo a cualquier precio", dijo.

Cayo Lara y su ejecutiva se reunirán mañana en Madrid con todos los coordinadores, así que Lara y Escobar se verán allí. El coordinador federal reiteró ayer que la posición oficial de IU es que "ni por activa ni por pasiva" va a facilitar "la investidura a ningún gobierno del PP", lo cual "sirve también para Extremadura".

Fuentes de la dirección de IU descartaron que Escobar vaya a llegar hasta el final con su pulso. "Es cierto que nuestro apoyo al PSOE va a ser exigente y que no vamos a apoyar cualquier política. Pero de ahí a dejar pasar un Gobierno del PP... Quizá él ha llevado esa actitud de hacerse valer demasiado lejos", afirman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de mayo de 2011