ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 10 de abril de 2011
Ola de cambio en el mundo árabe

La represión ensangrienta el sur de Siria

La violencia policial se ha cobrado 37 muertes el último 'viernes negro'

La sangrienta represión de las protestas en el sur de Siria se ha cobrado decenas de víctimas mortales, con 37 fallecidos en el último viernes negro. La violencia del régimen ha contribuido a derribar la barrera del miedo para muchos habitantes de Deraa, que ayer acudieron indignados y en masa a los funerales de los manifestantes muertos por las fuerzas de seguridad el día anterior.

Miles de vecinos de Deraa desfilaron por las calles de la ciudad pidiendo "libertad" y "la caída del régimen", mientras transportaban los ataúdes de las decenas de muertos tras el rezo del pasado viernes, según muestran numerosas imágenes de vídeo colgadas en la Red.

La policía abrió una vez más fuego, esta vez contra el cortejo funerario, causando varios heridos, según relataron testigos a la agencia France Presse. También en Latakia, en el oeste del país, las fuerzas de seguridad dispararon por la mañana contra los que se manifestaban a favor de la libertad y en contra de la ley de emergencia que rige en el país desde 1963.

Los funerales por los asesinados en Deraa se convierten en otra protesta

más información

"No puedes dar dos pasos en la calle sin arriesgarte a que te detengan", explicó un vecino a la agencia Reuters. "Es difícil saber si hay muertos, pero oímos muchos disparos". El Gobierno sirio impide la entrada a reporteros extranjeros a Deraa y a otras ciudades del país, por lo que resulta complicado contrastar los testimonios e imágenes que llegan desde Siria.

Mientras, van saliendo poco a poco a la luz los detalles de lo sucedido en las manifestaciones que el pasado viernes sacaron a miles de sirios a la calle por todo el país. La Organización Nacional para los Derechos Humanos en Siria ha identificado con nombres y apellidos hasta 30 muertos en la protesta del viernes en Deraa. La ONG añade que otras siete personas murieron en la ciudad de Homs y en los alrededores de la capital, Damasco, por los disparos de la policía.

"El régimen sirio utilizó gases lacrimógenos y después abrió fuego contra civiles desarmados, lo que causó decenas de muertos y heridos. Se produjeron además detenciones arbitrarias a manifestantes y redadas en casas de los ciudadanos, especialmente en Deraa, con el pretexto de buscar a miembros de bandas armadas", reza un comunicado emitido ayer por la organización de derechos humanos siria. El Ministerio del Interior sirio culpó el viernes a bandas de hombres armados de los episodios de violencia en Deraa. Indicó además a través de la televisión siria que 19 policías habían muerto a manos de los integrantes de estas bandas. Ayer, el ministro de Exteriores, Walid Mouallem, se refirió también a "saboteadores infiltrados entre las filas de los manifestantes" que "abrieron fuego".

Catherine Ashton, la jefa de la diplomacia europea, pidió ayer al régimen sirio que ponga fin a la violencia en contra de los manifestantes y exigió al presidente Bachar el Asad que emprenda "reformas sustanciales de forma inmediata".

Imágenes televisivas muestran a manifestantes en una barricada en Deraa. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana