Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Irak

Suecia reabre el caso por violación contra el fundador de Wikileaks

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, vuelve a enfrentarse a una acusación de violación en Suecia. La fiscal jefe, Marianne Ny, ordenó ayer reabrir la investigación preliminar, cerrada la semana pasada por la fiscal Eva Finné. Assange, de 39 años, deberá ahora responder de un doble cargo por delito sexual, uno por violación y otro por acoso, ante la justicia sueca.

El país nórdico, en el que el portal famoso por publicar documentos secretos había buscado cobijo, se está convirtiendo en un hervidero de problemas para Assange, la cara visible de Wikileaks, sobre todo desde la publicación a finales de julio de unos 76.000 archivos secretos sobre la guerra de Afganistán. El australiano, que había llegado a Suecia hace tres semanas para asentar en el país la base de la organización, fue interrogado el martes por la policía en el marco de la investigación, según dijo su abogado, Leif Silbersky.

El caso se abrió hace más de una semana, cuando dos mujeres presentaron dos denuncias distintas por delito sexual. La acusación por violación llevó a una fiscal de guardia a decretar una orden de captura contra Assange, luego anulada. La fiscal jefe Ny, además de revertir la decisión de archivar la acusación por violación, ordenó también ampliar la investigación sobre la denuncia por acoso, incluyendo la sospecha de los delitos de acoso sexual y coerción sexual.

El fundador de Wikileaks ha rechazado siempre las acusaciones, que ha achacado a una conspiración para desacreditarle. "Mi cliente está asombrado y enfadado y me pregunta cómo podemos llegar a esto. Primero le declaran en búsqueda, luego anulan esa decisión y ahora estamos de vuelta en la primera casilla", afirmó el abogado de Assange.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 2010