ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 1 de abril de 2010

Bélgica lidera el camino hacia la prohibición del 'burka' en Europa

Una comisión del Congreso aprueba multar y castigar con cárcel a quien vista la prenda en la calle - La propuesta cuenta con la unanimidad de los partidos

Bélgica dio ayer un paso decisivo para convertirse en el primer país europeo que prohíbe el uso público del burka. La Comisión de Interior de la Cámara Federal de Bélgica aprobó por unanimidad una proposición de ley para vetar cualquier prenda que impida la identificación de una persona. La iniciativa debe ser aún votada en el Congreso y el Senado, pero hay acuerdo entre los partidos para sacarla adelante e impulsar así la modificación del Código Penal para incluir una multa de 15 a 25 euros o una pena de uno a siete días a las personas que acudan a "los lugares accesibles al público con la cara oculta o disimulado en todo o parte de manera que no puedan ser identificadas". Se exceptúan los casos en que el uso del velo esté previsto en los reglamentos de trabajo o de actos festivos previstos por las ordenanzas de la policía. La unanimidad de la votación, dijo el diputado Denis Ducarme, representa "un fuerte aviso a los islamistas".

"Rechacemos los símbolos de abnegación de la mujer"

Los musulmanes creen que puede sentar un peligroso precedente

En Bélgica viven unos 500.000 musulmanes y, según el Consejo Musulmán Belga, solamente una veintena de personas llevan velos que les cubren completamente el rostro. Varias comunas de Bélgica ya han prohibido el uso del burka, utilizando la antigua normativa local originariamente designada a impedir que la gente se cubriera completamente la cara durante los periodos de carnaval. Isabelle Praile, vicepresidenta del Ejecutivo Musulmán de Bélgica, advirtió ayer de que la ley puede ser un peligroso precedente. "Hoy puede ser un velo que cubra toda la cara, mañana el velo, después el turbante sij, y después quizá la minifalda".

La proposición de ley ha sido promovida por el Movimiento Reformador (MR), partido liberal en la francófona Valonia, pero ha contado con el respaldo de la coalición de cinco partidos que integran el Gobierno. Corinne de Permentier, diputada federal del MR, manifestó ayer su satisfacción porque "permitirá liberar a la mujer de una carga". Lo mismo que mantuvo el socialista Eric Thiebaut con otras palabras: "Es la opción política de rechazar un símbolo de abnegación de la mujer".

Para el democristiano Georges Dallemagne, del Centro Democrático Humanista, (CDH), la medida trasciende ese hecho. Llevar ciertos vestidos, apuntó, "constituye una ruptura fundamental" en la relación de vivir juntos. Sólo los diputados ecologistas, que apoyaron también la propuesta, expresaron ciertas reservas. Y lo hicieron porque no ofrece "las garantías jurídicas" necesarias. No hay un dictamen del Consejo de Estado, adujeron.

El uso del velo está siendo objeto de intensos debates en Europa. En Francia, el Consejo de Estado expresó el miércoles su convicción de que la prohibición general del burka sería contraria al derecho por vulnerar la autonomía de la mujer. El organismo asesor del Gobierno de Sarkozy cuestionó además las invocaciones a la seguridad pública en este asunto. En su opinión "ningún trastorno específico" puede ser asociado al niqab "en tanto que tal".

En Reino Unido no existe prohibición de llevar prendas islámicas, pero desde 2007 se permite a las escuelas establecer normas sobre los vestidos. El secretario de Estado de Educación, Ed Balls, dijo en enero que "no era británico" decir a la gente cómo tiene que vestir en la calle después de que Partido por la Independencia pidiera la prohibición de los velos que cubren la cara.

En Holanda, el Gobierno consideró en 2006, la idea de prohibir el burka, pero luego abandonó la idea. Tampoco se ha aprobado ninguna norma que vete su uso en las escuelas. En Holanda sólo unas 300 mujeres de entre los 800.000 musulmanes que viven en el país llevan el burka.

En Alemania, al menos cuatro Estados han prohibido a los profesores llevar pañuelos en la cabeza y en Hesse, la prohibición se aplica también a los funcionarios.

Apoyo

- Encuesta. El 1 de marzo, el Financial Times publicó una encuesta sobre la actitud de los europeos ante una posible prohibición del burka y otros velos usados por mujeres musulmanas. El resultado fue mayoritariamente favorable.

- Francia. El país con el proyecto más adelantado dio la mayor tasa de apoyo a la prohibición, un 70%.

- España. Un 65% de los españoles están a favor de que se regule.

- Italia. En el otro gran país mediterráneo, el apoyo a la prohibición alcanzaría el 63%.

- Reino Unido. La tradicional inmigración británica no impide que haya un 53% de apoyo a la medida.

- Alemania. El más reticente: sólo un 50% lo aprueba.

Mujeres con velo en Anderlecht (Bélgica). / GORKA LEJARCEGI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana