Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jefe tuareg de Malí negocia el rescate

El presidente Touré pide a Iyad Ag Ghali, ex dirigente de la rebelión de los 'hombres azules', que le ayude a obtener la liberación de los tres rehenes españoles

Iyad Ag Ghali vuelve a estar de servicio. El más célebre de los rebeldes tuaregs, el pueblo bereber del Sáhara, ha sido reclamado por el presidente de Malí, Amadou Toumani Touré, para ayudar a liberar a los seis rehenes europeos, tres de ellos españoles, secuestrados por Al Qaeda y retenidos presuntamente en el norte del país.

Ag Ghali, quincuagenario, tiene experiencia. En 2003 negoció con el terrorista argelino Abou Haidara, más conocido por su apodo de El Paraca, la liberación de 15 rehenes, en su mayoría alemanes, por los que un emisario de Berlín le dio en mano en Gao (noreste de Malí) cinco millones de euros repartidos en tres maletas. Él se los entregó a El Paraca.

El que fue intermediario en el mayor secuestro de europeos en la franja del Sahel volvió a desempeñar con éxito un papel mediador en septiembre de 2007. Esta vez entre el Gobierno maliense y uno de sus discípulos tuaregs, Ag Bahanga, que había apresado a un puñado de soldados. Dos meses después Ag Ghali quiso alejarse. Fue nombrado consejero consular en Yedá (Arabia Saudí), donde compagina negocios privados y apoyo a los peregrinos malienses que acuden a La Meca.

Ag Ghali medió en 2003 para liberar a varios secuestrados alemanes

El presidente Touré le llamó a principios de diciembre para pedirle que regresara a Bamako a "echar una mano" a su Gobierno en el asunto de los rehenes, según fuentes de Malí. "El consejero está de viaje, en misión", confirman en el Consulado de Malí en Yedá. Su tarea consiste ahora en asesorar a los agentes de los servicios secretos del CNI español y de la DGSE francesa desplazados a Bamako para negociar el rescate.

Los tres cooperantes catalanes, Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Villalta, fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre en la principal carretera mauritana. Cuatro días antes un francés había sido apresado en Ménaka (sureste de Malí). El 18 de diciembre, una pareja italiana fue capturada por terroristas en el sureste de Mauritania. Los seis rehenes han sido trasladados al desértico norte de Malí, dónde conviven tuaregs y terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Este grupo reivindicó el 8 de diciembre el secuestro de los tres españoles, miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària.

El Paraca ya no será el interlocutor de Ag Ghali en la negociación que arranca. Está encarcelado en Argelia desde octubre de 2004. Dos de sus lugartenientes, ambos argelinos, ejercen ahora en el área bajo las siglas de AQMI.

Mokhtar Belmokhtar, apodado El Tuerto, es uno de ellos. Se formó en Afganistán y ha sido condenado a muerte en Argelia por el asesinato en 2006, en El Menea, de 13 aduaneros. No ha cumplido aún 40 años. El otro es Abdelhamid Abou Zeid, de 43 años, cuya última acción en Argelia fue, en febrero de 2008, el asesinato de siete gendarmes a los que tendió una emboscada en El Oued. Los tres españoles están probablemente en sus manos.

Abou Zeid era ya el inspirador de todos los secuestros de occidentales perpetrados en el Sahel a finales de 2008 y principios de 2009. Cinco de sus rehenes fueron liberados -dos canadienses, dos suizos y una alemana-, pero el sexto, el británico Edwin Dyer, fue asesinado el 31 de mayo pasado después de que el primer ministro británico, Gordon Brown, se negara a excarcelar al terrorista Abu Qutada y a pagar rescate.

Pese a su exilio voluntario en Arabia Saudí, Ag Ghali goza de gran prestigio entre los tuaregs que habitan el norte de Malí y se codean allí con los terroristas. No en balde fue el líder en 1990 de la segunda gran revuelta -la primera fue en 1963- de los hombres azules contra el Gobierno maliense. Uno de estos tuaregs norteños transmite ahora a Al Qaeda los recados de Ag Ghali.

Pero el ex jefe rebelde también es respetado por los islamistas radicales, y no sólo porque empuñó las armas. Este hijo de nómadas ganaderos es un gran devoto y ha abrazado incluso el movimiento Tabligh, una rama del islam fundada en India hace 82 años. Algunos la consideran la antesala del terrorismo. Los Tablig lo niegan.

Argelia restringe la circulación en su frontera sur

El Ejército de Argelia ha decidido restringir la circulación en la franja fronteriza con sus tres vecinos del sur -Mauritania, Malí y Níger- y enviar refuerzos a la zona. A partir de ahora se necesitará un permiso específico, otorgado por el Ejército argelino, para moverse por el área, aunque no para cruzar los ocho puestos fronterizos abiertos entre Argelia y los países del Sahel (franja sur del Sáhara). Cerca de 3.000 soldados argelinos se añadirán a los 15.000 que ya se encuentran allí permanentemente desplegados.

Ambas medidas han sido interpretadas por la prensa argelina como un intento de cercenar los movimientos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), el grupo terrorista que mantiene actualmente secuestrados a seis rehenes europeos, tres de ellos españoles, en el norte de Malí.

Años atrás los terroristas de AQMI perpetraron sangrientos atentados en el sur de Argelia y han huido a Malí, pero 2009 ha sido para ellos infructuoso en esa área.

Las restricciones decididas son además de complicado cumplimiento. Será muy difícil que las tribus nómadas y los tuaregs que vagan por la zona se preocupen de solicitar el permiso. El área es muy extensa para poder ser controlada eficazmente.

La semana próxima el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, efectuará una visita a España. El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, confirmó ayer, en una entrevista concedida a EL PAÍS, que "la seguridad en el Sahel será uno de los componentes esenciales de las conversaciones [con Argelia]".

De líder rebelde a cónsul en Yedá

- Z1990. Iyad Ag Ghali desencadena en Ménaka (Malí) la segunda rebelión tuareg. La primera había tenido lugar en 1963.

- 1992. El Pacto Nacional firmado en Tamanrasset (Argelia) pone fin a la rebelión tuareg.

- 2003. Ag Ghali media con éxito para obtener la liberación en Malí de 15 rehenes, la mayoría alemanes, apresados por los salafistas argelinos. Éstos se convirtieron en 2007 en la rama magrebí de Al Qaeda.

- 2006. Nueva rebelión tuareg en el norte de Malí, con la participación de Ag Ghali, que concluye con una mediación de Argelia.

- 2007. El Consejo de Ministros maliense nombra a Ag Ghali consejero del Consulado en Yedá (Arabia Saudí).

- Diciembre de 2009. El presidente de Malí pide a Ag Ghali que regrese a Bamako temporalmente para ayudar a obtener la liberación de seis rehenes europeos, entre ellos tres españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de diciembre de 2009

Más información