Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo de Granada compara el aborto con el genocidio

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, ha comparado el aborto con un "genocidio silencioso". Lo hizo en la homilía del pasado domingo en la catedral granadina, donde dijo que la nueva ley sitúa a los profesionales sanitarios en situaciones "muy similares" a las de los oficiales de los campos de concentración nazi.

La ley somete a los médicos y enfermeras, según Martínez, a "obligaciones" parecidas a las que tenían los soldados bajo el régimen de Hitler o Stalin. Para el arzobispo granadino, "matar a un niño indefenso" y que lo haga su madre da a los varones "licencia absoluta" para abusar del cuerpo de la mujer.

"Pocas imágenes en la historia más tristes que la que han ofrecido nuestros parlamentarios aplaudiendo lo que por fin se ha convertido en un derecho: matar a niños en el seno de su madre. ¿Y a eso le llaman progreso?", se preguntó Martínez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de diciembre de 2009