Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Realidad y ficción

En su columna de opinión del jueves 21, Carlos Fuentes, sin duda alguna brillante en otras intervenciones, comete un error impropio en alguien de su veteranía al escribir sobre el cambio de rumbo del Gobierno de Estados Unidos. Nada menos que cinco párrafos dedica a citar un artículo de The New York Times, de la periodista Maureen Dowd, tomándolo como cierto a pies juntillas y extrayendo del mismo perlas sobre la catadura del ex vicepresidente norteamericano Dick Cheney en temas referidos a la tortura de prisioneros sospechosos de terrorismo.

Si bien me parece que el señor Cheney no debe ser una persona demasiado simpática, algunas de las frases que se le atribuían me parecieron excesivas incluso para él, así que procedí a la lectura del artículo original, para verlas en su contexto. Al leerlo, no pude sino sorprenderme al comprobar que el artículo de la señora Dowd había sido escrito en tono satírico, siendo la sesión del Senado de la que se extraen las frases una invención suya.

Aunque algunas de las barbaridades atribuidas a Cheney y citadas por Fuentes pueden encajar en la imagen que se tiene del ex vicepresidente norteamericano, deberían investigarse mejor antes de tomarlas como ciertas, puesto que gran parte de las anécdotas sobre torturas y terrorismo mencionadas en el artículo del New York Times no son sino fragmentos de la muy popular serie de televisión 24, que gira en torno a la lucha antiterrorista y que es, hasta donde yo pueda conocer, enteramente ficticia.

El señor Fuentes no es el primer comunicador que toma como verídicas noticias satíricas, con más razón cuando quizás no conozca las fuentes de la sátira (probablemente nunca haya visto la serie 24, ni oído hablar del agente Jack Bauer, protagonista de la misma y citado en el artículo del New York Times como "nuestro mejor agente antiterrorista" por el trasunto de Dick Cheney).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de mayo de 2009