ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 17 de enero de 2009
Reportaje:

Aquí sí hay trabajo

El mercado demanda empleos que no se cubren por la imprevisión del sistema educativo - Mecánicos, ingenieros y cuidadores de ancianos son los colectivos mejor preparados para sortear la crisis

"Si hoy mismo llegasen 100 fresadores en busca de empleo, serían contratados al instante". Lo dice Miguel Calvo, presidente de la Asociación Española de Trabajo Temporal. Pero no llegan. No hay suficientes en el mercado. Están en uno de los sectores, la metalurgia, cuya demanda de empleados es superior a la oferta. Lo mismo sucede en otros oficios, como el de los mecánicos o los marineros. Y con profesiones que requieren estudios superiores: ingenieros, farmacéuticos o médicos figuran en varias provincias dentro del catálogo de ocupaciones de difícil cobertura en el primer trimestre de 2009 que elabora el Instituto Nacional de Empleo (INEM). El sistema no ha sabido producir suficientes profesionales en determinados sectores que ni siquiera están cubiertos cuando el paro asuela casi todos los demás.

Cada vez será más necesario personal relacionado con la Ley de Dependencia

"Hay que anticiparse a las necesidades del mercado", dice una responsable de UGT

En ingeniería aeronáutica no hay paro, en parte gracias a los vuelos baratos

La evolución demográfica ha causado carencia de pediatras

Educación admite que la formación profesional no funciona bien

España cuenta con 13 millones de personas sin título laboral específico

Las explicaciones a estas descompensaciones del mercado laboral son variadas: la coyuntura de cada momento, que determina las necesidades de empleados; la falta de prestigio de la Formación Profesional (FP); nuevas leyes, como la de la dependencia, que exigen trabajadores que antes no eran tan necesarios; incluso tendencias, como la de los vuelos baratos, que han incrementado la demanda de ingenieros aeronáuticos.

Estos profesionales estarán este año entre los más cotizados, según un informe de la empresa de trabajo temporal Adecco. La compañía ha hecho una lista con los cinco perfiles más buscados y los cinco que estarán mejor pagados en 2009 -ver el cuadro de la página siguiente-. Entre ellos hay ocupaciones que han cobrado gran pujanza con la crisis. Son, por ejemplo, los especialistas en ventas. La situación económica hace que las empresas necesiten más que nunca personas que conecten con el mercado y puedan despachar sus productos o servicios mejor que las demás. Alfredo Loizaga, director regional de Ramstad, también cree que la del comercial será la figura más demandada. "Es un profesional en el que pesan sobre todo sus aptitudes y su capacidad; si tiene estudios de mercadortecnia, mejor, pero no es lo principal", añade.

La crisis también ha impulsado a lo más alto de la lista de Adecco a quienes denominan como controller, encargados del control y reducción de gastos en las empresas, o a los abogados especialistas en quiebras. Entre los profesionales de la lista hay otros cuya demanda no la produce la coyuntura económica, pero que han logrado sortearla: médicos pediatras, programadores del lenguaje informático Java (a través del que se diseñan, por ejemplo, algunos juegos de los teléfonos móviles), o ingenieros industriales.

En el campo de la informática, "muchas empresas se tienen que ir fuera a buscarlos", dice Miguel Calvo, que además de representar al gremio de empresarios de trabajo temporal es consejero delegado del Grupo Norte. El secretario del Consejo de Colegios de Ingenieros en Informática, Jacinto Canales, no lo tiene tan claro y opina que aunque la demanda de tecnología es creciente, los expedientes de regulación de empleo en empresas importantes ya están dejando a trabajadores del ramo en paro. A pesar de eso, siguen llegando del extranjero. La mayoría vienen de Latinoamérica. Y pueden hacerlo gracias a que este oficio está en el catálogo del Inem, que permite traer de fuera a trabajadores que no hay en España. Esta lista fue poco a poco menguando a lo largo de 2008. De ella desaparecieron en el último trimestre del año pasado los albañiles y las empleadas del hogar, entre otros muchos empleados que hasta entonces podían contratarse en el extranjero.

El catálogo, que se puede consultar en la página web www.inem.es, se ha quedado en prácticamente la mitad de lo que era hace tan sólo seis meses. Pero hay profesiones que resisten. Una de las más repetidas en muchas provincias españolas es la de médico. La Organización Médica Colegial (OMC) se pregunta en un informe cómo es posible que hace "tan sólo seis años sobraran y ahora hagan falta tantos". Se cuestiona por qué "importamos" profesionales de países del Este y de Latinoamérica si también "exportamos médicos formados en nuestro riguroso y costoso sistema MIR". Dan varias explicaciones: "No es un problema de oferta" sino "de una demanda no regulada, imprevista o no planificada donde intervienen muchos factores". Asegura que es posible que haya plantillas sobredimensionadas o que la necesidad de médicos es puntual y referida a algunas especialidades, provincias y servicios. Lo correcto, en opinión de la OMC, sería "hablar de mala distribución".

Sin embargo, lo que sí parece claro es que faltan pediatras. Tanto el Inem como las empresas de trabajo temporal sitúan a esta especialidad como una de las más demandadas. Teresa Muñoz, coordinadora de formación del sindicato UGT, argumenta que aquí influyen parámetros demográficos que han cambiado. "Hace 10 años no había necesidad de pediatras porque estábamos en crecimiento cero; ahora tenemos más niños y no hubo una planificación que previese la coyuntura actual. También tenemos el problema de la geriatría, con una población cada vez más vieja".

La planificación de la educación también es crucial, en opinión de Muñoz. "No podemos formar a gente de hoy para mañana, eso requiere tiempo. Si vemos las necesidades cuando ya están ahí, tienen difícil solución", añade. Muñoz coincide con su homólogo en CC OO, Francisco Moreno, en que hay carencias que no son fáciles de prever. Hay otras, por el contrario, evidentes. Ambos ponen el ejemplo de la Ley de Dependencia. "A medida que se complete su implantación harán falta más cuidadores cualificados. Ése será uno de los principales nichos de mercado junto con el cuidado de niños menores de tres años, por las nuevas coberturas estatales de educación a esa edad", asegura Muñoz. Ya están en marcha cursos que preparan a estos profesionales para que no haya déficit en el futuro.

La única profesión relacionada con la Ley de Dependencia que está ya catalogada como de difícil cobertura es la de terapeuta ocupacional. Estos profesionales se encargan de favorecer y mantener la salud, prevenir la incapacidad, valorar la conducta y tratar a los pacientes con disfunciones físicas o psicosociales. Son los encargados de evaluar a los enfermos para determinar su grado de dependencia y, por ley, son necesarios en los centros de día. Ana Vicente, presidenta de la Asociación Profesional Española de Terapia Ocupacional, explica que efectivamente hay cada vez más demanda, pero que también hay que matizarla: "Los centros muchas veces necesitan un profesional solamente un par de horas al día, y esto no merece la pena. Lo cierto es que también hay terapeutas en paro".

Otro que se queja de lo engañoso de la presencia de su profesión en el catálogo es José Manuel Urbano, de la comisión de defensa profesional del Colegio de Protésicos Dentales. "Hay profesionales de sobra, pero también mucha clandestinidad. A las escuelas les interesa hacer ver que faltan para propiciar una demanda de sus estudios", lamenta.

Lo que nadie discute es la carencia de mecánicos o especialistas de metalurgia. Basta con llamar a un taller de mecánica agrícola, donde más mano de obra necesitan, para que lo confirmen. "Claro que faltan. Los mecánicos se han especializado en el automóvil y han dejado esto de lado. Es una profesión más completa, que requiere conocimientos más amplios y para la que se estudia la misma FP", dice uno de los responsables de Talleres Fondrigo, quien asegura que contrataría a más profesionales, con sueldos de entre 1.500 y 1.800 euros mensuales, si los hubiese.

La falta de prestigio de la FP es una de las claves en la que coinciden todos los consultados para explicar por qué faltan determinados perfiles en el mercado laboral. Lo hace incluso Miguel Salas, director general de Formación Profesional del Ministerio de Educación: "La sociedad sigue con la copla de que el que vale, vale y el que no, a FP". Para paliarlo, su departamento pondrá en marcha una campaña que conciencie a estudiantes y padres de las posibilidades de inserción laboral y de que no tienen por qué renunciar a seguir estudiando tras un ciclo formativo. También quieren evitar que las demandas vuelvan a adelantar a las ofertas y están trabajando para rehacer o impulsar más de 100 titulaciones en 2010. Salas apunta que se están volcando con las relacionadas con la Ley de Dependencia, la educación infantil y las energías renovables.

Pero mientras el valor de la FP va calando en la sociedad como lo hace en otros países de Europa, hay gremios que han decidido actuar por su cuenta. La Federación del Metal de Valencia (Femeval) puso en marcha el año pasado la campaña Metalízate. Fueron por los institutos pregonando las bondades de los trabajos metalúrgicos y, sobre todo, lo fácil que es encontrar trabajo. Quien lo quiera comprobar puede poner palabra fresador en el buscador de Internet Google y ver las decenas de ofertas que aparecen. Un portavoz de Femeval explica lo difícil que es encontrar profesionales cualificados, no ya sólo en España, sino también fuera: "Esto no es como el turismo. Un camarero puede ser casi cualquiera, pero para operar con estas máquinas hace falta una preparación muy específica. Han venido muchas personas de países del Este a hacerlo, pero no cubren la demanda".

El presidente de la Asociación Española de Trabajo Temporal reflexiona sobre lo difícil que es cubrir estos puestos, pagados con alrededor de 1.500 euros mensuales, mientras el paro "ha irrumpido con violencia y rapidez en muchos sectores". El periodo de bonanza ha provocado, según su punto de vista, que numerosos jóvenes comenzasen a trabajar sin apenas formación. "Ahora tenemos mucha gente mal preparada que las va a pasar canutas si no se reciclan".

En este aspecto inciden también los sindicatos, que creen que se tienen que impulsar planes de reinserción laboral. Explican, asimismo, que será más fácil cubrir determinados puestos cuando a finales de este mes se apruebe un real decreto que reconozca la experiencia y la formación. Calculan que en España hay 13 millones de personas sin ninguna titulación específica para trabajar y que esta norma dotará a "un alto porcentaje de ellas" de una.

Los expertos aseguran que los huecos van más allá de la FP. Las ingenierías son uno de los agujeros a llenar entre las profesiones que requieren estudios superiores. El responsable de formación de CC OO explica que no se ha sabido potenciar los estudios de ciencias. El Ministerio de Ciencia, responsable de las universidades, elude la responsabilidad y dice que la planificación depende de las comunidades autónomas. Pero existen planes que hay que hacerlos pensando en todo el país. Hasta hace poco sólo había para toda España una escuela de Ingeniería Aeronáutica, en Madrid. Hace un año salió la primera promoción de la segunda, en Sevilla, y están por acabar las primeras de Cataluña y Valencia. A pesar de eso, la dificultad de la especialidad y el hecho de que sea muy complejo homologar el título de los profesionales extranjeros, hace que el mercado absorba a todos los estudiantes que consiguen título, según explica el secretario general del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos, Pedro Pablo Cubells.

Esto hace que ellos sean los más cotizados en 2009, según Adecco, con sueldos de hasta 80.000 euros anuales con cinco años de experiencia. Pero no hace falta ser ingeniero para tener trabajo seguro. Basta con conocer las necesidades del mercado y formarse en consecuencia.

Los empleos más buscados

- Los más demandados

Éstos serán los profesionales más buscados en 2009 según un informe de Adecco:

- Especialista en ventas.

- Programador Java.

- Médico pediatra.

- Controlador de cuentas.

- Ingeniero industrial.

- Los más cotizados

Los mejor pagados serán:

- Director de exportación.

- Consultor de SAP (un sistema informático de administración empresarial).

- Jefe de proyectos de biotecnología.

- Abogado concursal.

- Ingeniero aeronáutico.

- Difícil cobertura

Éstas son las profesiones de difícil cobertura que más se repiten en las provincias españolas, según el Inem:

- Ingeniero informático.

- Médico.

- Mecánico reparador de distintos tipos de maquinaria.

- Farmacéutico.

- Protésico dental.

- Pastor.

- Operador de máquinas del metal.

- Operador de planta de agua.

- Terapeuta ocupacional.

- Técnico de mantenimiento de equipos mecánicos.

- Técnico de impresión.

- Técnico en electricidad.

- Calderero.

- Profesiones relacionadas con la marina mercante y el mar.

- Deportistas y entrenadores profesionales.

- Operador de gas.

Se buscan marineros

En el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura del Inem, trimestre tras trimestre, se repiten 18 profesiones en todas las provincias costeras, más Madrid y Lleida. Jefe de máquinas de buque mercante, frigorista naval, mecánico de litoral, camarero de barco o contramaestre de cubierta son sólo algunas. Todas relacionadas con el mar. En España hay gran carencia de marineros.

Lo que falta, sin embargo, es dinero, según fuentes del sector. "Por decirlo claro: no merece la pena vivir encerrado en un barco por los salarios que se están ofreciendo [una cantidad muy variable a partir de unos 1.100 euros]", dice Juan Antonio Rodríguez, presidente de la Asociación Española de Radiotelegrafistas y Radioelectrónicos de la Marina Mercante.

Otra fuente, que prefiere no desvelar su nombre, explica que esos salarios bajos está potenciando una demanda en el extranjero que está mucho peor preparada. "Hemos degradado hasta puntos extremos los niveles de vida y trabajo en los barcos. Nuestros marinos buscan trabajo en compañías extranjeras donde están mejor retribuidos", explica.

Por parte de los empresarios, el presidente de la asociación Cepesca admite que los salarios no son siempre tan altos como deberían y que el trabajo es muy duro, pero señala otros problemas: "Hace falta mucha cualificación para meterse en un barco y la formación profesional es poco atractiva, tiene demasiada teoría. Estamos tratando de reformar el sistema de enseñanza, como ha hecho Dinamarca, donde es más práctico y tiene bastante éxito".

En España existe una gran carencia de marineros. Según el sector, porque los salarios no compensan la dureza del trabajo. / X. BLANCO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana