Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menos del 1% de los alumnos de Madrid objeta a Ciudadanía

Aguirre comunica a los centros que pueden optar por trabajos individuales

Ya es oficial. La Comunidad de Madrid está enviando cartas a los centros de secundaria con instrucciones para los alumnos que objeten a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). La circular incluye un anexo con los nombres de los alumnos cuyos padres han remitido por escrito la solicitud para que "sean atendidos" la hora semanal dedicada a la materia.

Cerca de 62.000 escolares madrileños de 2º y otros 53.000 de 4º de ESO empiezan las clases el miércoles. Menos del 1% de esos alumnos, 890 estudiantes de 86 centros, han objetado hasta la fecha, según datos de la Comunidad de Madrid, que espera más solicitudes. Los objetores podrán sustituir la asignatura por un trabajo individual sobre la Constitución española o un voluntariado, según la carta, "que la dirección considere beneficioso". El Ministerio de Educación recurrirá la decisión de Madrid por "fomentar" la desobediencia a una ley. Una portavoz del ministerio explicó que seguirán el mismo procedimiento que en Valencia, donde recurrieron la orden con el contenido alternativo ante el Tribunal Superior de Justicia, que la suspendió de forma cautelar.

Madrid recuerda el respaldo "por Tribunales Superiores de Justicia en otras comunidades". Omite que en otros casos, el último el de Cantabria, los tribunales han respaldado justo la opción contraria, obligando a los padres a cursar EpC.

Más allá del aspecto legal, los centros madrileños reclamaron ayer más precisión. Emilio Díaz, secretario regional de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), asegura que ninguno de los 280 institutos asociados ha recibido la carta en la que se cita el temario alternativo. La FERE, partidaria de impartir EpC adaptada al ideario católico, respetará las objeciones que reciban. Aún no las han cuantificado pero estima que serán "pocas". "Necesitamos saber cómo estructurar la objeción, quién la impartirá y cómo se financiará", añade Díaz. El presidente de la Asociación de Directores de Secundaria, José Antonio Martínez, acusa al Gobierno regional de sembrar el "desconcierto" en los institutos al exigir una alternativa para la que no están preparados. Un portavoz de la Consejería aseguró que no se darán más instrucciones.

Más de un millar de personas (5.000, según los convocantes) se concentraron ayer contra la política del Gobierno de Madrid en materia de educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008