ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 24 de enero de 2008
Reportaje:

Ledger, un nuevo James Dean

La muerte del actor de 'Brokeback mountain' conmociona al cine

/ Los Ángeles / Madrid 24 ENE 2008

Para cada generación hay una muerte repentina que traumatiza a la industria del cine y a los espectadores: James Dean a mitad de los cincuenta, Marilyn Monroe en los sesenta, Natalie Wood a inicios de los ochenta o River Phoenix en los noventa. Desde anteayer, el australiano Heath Ledger, a los 28 años, se suma a este doloroso panteón, ya en el siglo XXI y con las nuevas tecnologías, como Internet, retransmitiendo al instante la conmoción por todo el mundo. Esta sensible baja en la nueva camada de Hollywood se une a la muerte, también por sobredosis, el pasado día 13, de otro actor menor de 30 años, Brad Renfro.

En el neoyorquino barrio del Soho, decenas de fans, convocados a través de Facebook o My-Space, llevaron ayer flores, velas, fotografías y mensajes de desesperanza a la puerta del bloque de apartamentos donde vivía Ledger. En Washington, la Casa Blanca suspendía un acto en el que el presidente George W. Bush iba a presentar una campaña contra el abuso de medicamentos. Obviamente, no era el momento: el cadáver del intérprete apareció desnudo al pie de su cama, rodeado de somníferos y antidepresivos, según la policía de Nueva York. Un portavoz de los forenses comentó que el fallecimiento se debió a una sobredosis involuntaria de los medicamentos que tomaba para dormir y para curarse una neumonía, pero que el informe definitivo se hará público en 10 días. Por otro lado, el publicista de la actriz Mary-Kate Olsen desmintió que fuera suyo el apartamento al que se había mudado hace unos meses Ledger, tras divorciarse de Michelle Williams, su compañera de reparto en Brokeback mountain y madre de su hija de dos años.

"Tenía puestas tantas esperanzas en él...", comentó Mel Gibson

A Heath Ledger, un intérprete obsesionado con la calidad de su trabajo y amante de los personajes angustiados como los que encarnó en Candy o Monster's ball, lo recordaron ayer con cariño desde Mel Gibson, su padre en El patriota ("Tenía puestas tantas esperanzas en él..."), y Jack Nicholson, que dio vida, al igual que Ledger en su última actuación, al Joker, el archienemigo de Batman, a ejecutivos de Hollywood como Alan Horn presidente de Warner Brothers, la productora de su último trabajo, The dark night: "Era un actor brillante y una persona excepcional". Mientras su ex mujer volaba desde Suecia, donde estaba rodando, a Nueva York, en Perth (Australia), su padre, Kim Ledger, descartaba el suicidio de su hijo y calificaba la muerte de "accidental".

El fallecimiento de Ledger ha coincidido con el entierro en Knoxville (Tennessee), su localidad natal, de Brad Renfro, el protagonista de El cliente, Sleepers, Verano de corrupción o Bully. El actor estadounidense, de 25 años, que había pasado 10 días en la cárcel el año pasado condenado por comprar heroína, murió hace dos semanas por sobredosis de drogas. Otro talento que desaparece prematuramente.

Un seguidor de Heath Ledger deja un recuerdo a la puerta del edificio donde vivió el actor en el Soho neoyorquino. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana