ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 19 de noviembre de 2007

Durão Barroso dice que le engañaron en la reunión de Las Azores

Subraya que Aznar fue el que más pidió la cumbre previa a la guerra de Irak

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, afirma que recibió información falsa sobre Irak durante la Cumbre de las Azores, en la que hizo de anfitrión cuando era primer ministro de Portugal, en 2003.

En una entrevista difundida ayer por la emisora TSF y el Diário de Notícias, Durão Barroso señala que en ese encuentro se facilitaron informaciones, a él "y a otros", "que no correspondían a la verdad". "Hay documentos en ese sentido", afirma Barroso; "yo los vi, los tuve delante y decían que había armas de destrucción masiva en Irak. Eso no correspondía a la verdad".

Sobre la reunión celebrada en el archipiélago atlántico portugués, en la que tomaron parte el presidente de EE UU, George W. Bush, y los hoy ex jefes de Gobierno británico y español, Tony Blair y José María Aznar, Barroso explica que se celebró "porque nos lo pidieron nuestros aliados y amigos. Estados Unidos, Reino Unido y España. Sobre todo, España".

Barroso subraya que su posición sobre la invasión de Irak "nunca fue la de decir 'vamos a la guerra", y que en cuatro ocasiones repitió en el Parlamento de su país que él no quería una guerra y Portugal tampoco.

Barroso recuerda que durante una conversación en Lisboa con el ex presidente estadounidense Bill Clinton, después de las Azores, éste estaba "plenamente convencido" de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. "Es fácil culpar ahora a Bush", dice Barroso, "pero la intervención en Irak fue aprobada de manera casi unánime, en Estados Unidos, tanto por los demócratas como por los republicanos". El ex primer ministro considera que, "como las cosas han marchado manifiestamente mal [en Irak], todo el mundo procura ahora huir de sus responsabilidades".

[De hecho, Aznar reconoció que no había armas de destrucción masiva en Irak hace muy poco. Fue en febrero de este año, en una conferencia en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Su manera de admitirlo fue ésta: "Todo el mundo pensaba que en Irak había armas de destrucción masiva, y no había. Eso lo sabe todo el mundo, y yo también lo sé... ahora".

Cuatro años antes, en cambio, era contundente al defender la guerra. Un ejemplo del 5 de febrero de 2003: "Todos sabemos que Sadam Husein tiene armas de destrucción masiva"].

Tony Blair, José María Aznar, George W. Bush y José Manuel Durão Barroso en 2003, en las Azores. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana