ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 8 de junio de 2007

Heridos tres albañiles en accidentes ocurridos en menos de tres horas

Seis trabajadores han muerto en la región en los últimos 11 días en siniestros laborales

Un operario cayó de un tejado de siete metros. A otro le aplastó el cráneo un trozo de hierro. El tercero se precipitó desde 16 metros de altura por una rendija sin barandilla. Dos accidentes graves y uno con un pronóstico menos claro, en menos de tres horas, se suman a los seis muertos en accidente laboral en los últimos 11 días. Había "faltas graves de seguridad" en todos los casos, según CC OO. UGT pide que sea "pública" la lista de constructores con "prácticas ilegales".

A una víctima la trasladaron al hospital en helicóptero desde un campo de golf

Francisco R. N., de 25 años, se cayó desde lo alto de un tejado de uralita de siete metros poco después de las once de la mañana. Estaba montando un aparato de aire acondicionado con otro trabajador en la nave de una empresa de artes gráficas de Coslada. No llevaba casco, ni arnés, ni nada. "No se aprecia ninguna medida de seguridad, tanto en el herido como en el techo", según señalaba el informe elaborado ayer por la Policía Local de Coslada, que acudió a la nave, situada en la avenida del Jarama, para investigar el siniestro.

El trabajador hizo un corte en el techo para instalar la bomba de aire, pero la plancha de uralita "no soportó el peso", continúa el informe. Los dos agentes que acudieron a la obra lo encontraron tendido boca arriba. Se quejaba "de un fuerte dolor de la pierna derecha y en la espalda". A las 11.40, una dotación médica lo trasladó al hospital de La Princesa. Francisco R. N., que vive en Alcorcón, se fracturó la muñeca, la tibia y se aplastó una vértebra, según una portavoz del hospital público donde fue atendido, antes de su traslado a un centro privado.

Apenas una hora después, pasadas las 12.15, la alarma saltó en un edificio en obras de cuatro plantas situado en la calle de Timoteo Padrós de San Lorenzo de El Escorial. Un trabajador de 32 años resultó herido muy grave al caerle una barra de hierro de cinco centímetros de ancho en la cabeza desde cuatro metros de altura. El impacto le dejó inconsciente y le provocó una fractura craneal con pérdida de masa encefálica, según un portavoz de Emergencias 112. Se encontraba en el sótano y tuvo que ser rescatado por bomberos de la Comunidad de Madrid. Los médicos de Emergencias lo estabilizaron allí mismo y lo trasladaron hasta el campo de golf de La Herrería, donde un helicóptero lo llevó hasta el hospital 12 de Octubre.

"Hace tres semanas, cayó otro soporte de hierro al suelo", aseguró ayer una vecina de un edificio colindante, que prefirió guardar el anonimato. "Casi aplasta a la señora de la limpieza", asegura la vecina. El herido ingresó con pronóstico "muy grave" en el hospital 12 de Octubre, según un portavoz de Emergencias 112.

Y el reloj seguía corriendo. Poco después de la una y media de la tarde, el operario de una grúa en una obra de la avenida de Manoteras cubrió el turno de un compañero que había salido a comer algo caliente. Manejó primero una grúa y después fue a mover la otra. Junto una de las máquinas esperaba José Manuel de Magallaes, portugués de 42 años, para soltar la carga. Magallaes que, según sus compañeros, es soltero y trabaja como ferrallista en España desde febrero, fue la tercera víctima de accidente laboral de la jornada.

La grúa hizo un mal movimiento y la carga le empujó al vacío desde la segunda planta del esqueleto de la obra. "Cada máquina tiene asignado a un único operario, manejar dos es inseguro e ilegal", aseguró ayer tras visitar el lugar del accidente Víctor García, secretario de Salud Laboral de CC OO. El herido trabajaba para una empresa portuguesa que era la tercera de una cadena de subcontratas, según García.

Magallaes tuvo mala suerte. Primero al precipitarse por el único hueco de 50 centímetros que había sin protección entre uno de los pilares del armazón de dos pisos y la barandilla, según Comisiones Obreras. Y volvió a tenerla cuando se coló por el hueco de la red horizontal de protección, que no le frenó. El trabajador siguió cayendo hasta el fondo del sótano, 17 metros en total.

Magallaes sufrió una hemorragia en el cráneo y otra en el neumotórax, según una portavoz del hospital Ramón y Cajal, donde fue trasladado. Anoche seguía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y su estado era "grave" con una hemorragia en el cráneo. "Si las medidas de protección hubieran estado bien puestas, no le habría ocurrido esto", añade García.

Los tres accidentes de ayer, sumados a las seis muertes en los tajos de la región registradas en 11 días, movilizaron a los sindicatos. CC OO y UGT se reunieron de forma "urgente" con representantes del Instituto de Seguridad y Salud en el Trabajo, dependiente de la Comunidad de Madrid, y de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM). "Tenemos que frenar esta larga lista de accidentes y reforzar la seguridad", explica Carmelo Plaza, secretario de Salud Laboral de CC OO. En 2007 han fallecido 55 obreros en Madrid, según estimaciones de los sindicatos.

UGT pide que se señale públicamente a los empresarios que "para conseguir un mayor beneficio económico, precarizan las relaciones laborales hasta la ilegalidad", según un comunicado del sindicato.

El Boletín Oficial del Estado y el de la Comunidad de Madrid pueden publicar el nombre de las empresas sancionadas por infracciones muy graves, según un decreto ley aprobado el pasado 3 de mayo por el Consejo de Ministros.

La publicación persigue divulgar las malas prácticas para frenarlas. Trabajo y las comunidades deben elaborar un registro de empresas sancionadas por infringir la ley.

Ambos sindicatos se reunirán el lunes con el consejero de Empleo y Mujer, Juan José Güemes. CC OO exige más seguridad en el tajo y visitas obligatorias de la inspección a todas las obras. Propone asesoramiento sindical en los centros donde se forman los futuros obreros. UGT reclama a Güemes que "comparezca" para dar explicaciones por las carencias en las obras y que le exija a la patronal "el máximo celo" en las obras.

La policía investiga el accidente de un albañil en una obra. / C. ÁLVAREZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana