ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 2 de octubre de 2006
Tribuna:

Nombres y conceptos

Hace casi nueve años escribí en este mismo periódico el artículo titulado Sobre los diversos nombres de este país. Más recientemente, el 28 de marzo de 2004, y a sugerencia de un asesor del Gobierno central, escribía, esta vez en euskera, Euskal Herria izenaz argitasun zenbait. Esfuerzo inútil por lo que se ve. Como también lo es el de intentar evitar que se use incorrectamente el concepto "abertzale", a pesar de que, hace más de 25 años, el entonces presidente de Euskaltzaindia, Luis Villasante -nada sospechoso de sabinianismo-, emitiera, a petición del director de la Agencia Efe, un dictamen para su Libro de Estilo. Voy a intentar aclarar éstos y otros conceptos para evitar a nuestros lectores enojos innecesarios por comentarios frívolos, ignorantes o graciosos que no quiero pasar por alto.

'Abertzale' no es nacionalista, sino patriota. Podría ser equivalente a lo que se llama catalanista o galleguista

Este pequeño país, como muchos otros, tiene sus denominaciones exonímicas, la mejor documentada, Vasconia

Este pueblo, milenario o no, tiene nombre. Cuestión diferente es que alguien, de origen carlista, señor F. de la Sota, -conozco varias docenas de políticos vivos del PP, UP, CDN, PNV y PSOE, por lo menos, que tienen ese mismo origen más reciente y hasta militantes carlistas, hoy alcaldes o ex ministros, como Barrionuevo- lo quisiese rebautizar, sin ninguna necesidad, según el polígrafo, historiador y académico navarro Arturo Campión, quien le criticó diciendo ¿quién es éste [Sabino Arana] para cambiar el nombre a este país? Se refería obviamente al neotopónimo "Euzkadi" para sustituir el término "Euskal Herria", documentado abrumadoramente desde el siglo XVI, empezando por el escritor alavés Joan Pérez de Lazarraga o el pastor protestante labortano Joanes Leizarraga, autor de la primera versión vasca del Nuevo Testamento. Este término ha sido usado también en castellano, sobre todo a partir de comienzos del siglo XIX, por diferentes ideologías a un lado y otro de la frontera, por carlistas, liberales y socialistas. Es más, hubo un movimiento político liberal fuerista denominado a partir de dicho nombre los euskalerriakos, llamados así por la Sociedad Euskalerria fundada por el último diputado general del Señorío, el liberal Fidel de Sagarmínaga.

Pero este pequeño país, como muchos otros -Finland, respecto de Suomi, Deutschland de Alemania o Germany, etcétera-, tiene sus denominaciones exonímicas, la más y mejor documentada, Vasconia. Con este nombre, tan utilizado en sus numerosas obras por el escritor y ensayista bilbaíno Jose Miguel de Azaola, nada sospechoso de nacionalista vasco ni tampoco de franquista, ocurrió una anécdota digna de mención. Repitió Azaola varias veces el nombre Vasconia, título de varios libros suyos, en una conferencia celebrada en el Ateneo madrileño, si no me equivoco, cuando, en el coloquio, el político ultranavarrista Jaime Ignacio del Burgo le espetó que Vasconia era un nombre inventado por el nacionalismo vasco. El catedrático y académico Henrike Knörr, allí presente. le recitó de memoria el título de la obra del polifacético historiador navarro-suletino Ohienart: "Notitia utrisque VSCONIAE tum ibericae tum aquitanicae, MDCXXXVII", añadiendo que, como estaba entre gente culta, no necesitaba traducirlo del latín. Efectivamente, el año 1638 no habían nacido los nacionalismos, ni el vasco de Arana, ni el español de Albiñana o el francés de Maurras, entre otros. Más tarde, en lo que Oihenart denominaba Vasconia aquitana se empezó a utilizarse el término "Pays Basque" y en la ibérica "País Vascongado", a finales del XVIII y después "País Vasconavarro", para tardíamente generalizarse el galicismo "País Vasco".

Abertzale. Sobre este concepto, y resumiendo el dictamen antedicho, escribí en un diario de Bilbao el año 1984 lo siguiente: "Entiendo que se está utilizando el término abertzale incorrectamente. Abertzale no es nacionalista, sino patriota. Por lo tanto, abertzale podría ser el equivalente a lo que se llama catalanista o galleguista en lo político; sería el vasquista en lo político. Y es que este término lo pueden utilizar tanto personas con ideología de izquierdas como de derechas". Sobre este tema ya teorizaron bastantes intelectuales y políticos, algunos de partidos de izquierda estatalista como el PCE-EPK, LCR, MCE, etcétera, y un intelectual y político inolvidable, Mario Onaindia, como para que últimamente se haya reducido la aplicación del concepto a "manifestantes abertzales". Me sigo considerando abertzale, progresista y liberal, aunque algunos me hayan calificado de heterodoxo, y no puedo consentir intelectualmente un endoso terminológico a los que, en todo caso, sería más riguroso llamarles ultraabertzales. ¡Qué más quieren ellos que su atribución en exclusiva! Rogaría al responsable del Libro de Estilo que modifique la utilización de este concepto, por mucho corrimiento semántico sectario o ignorante que le hayan hecho sufrir.

José Luis Lizundia fue parlamentario de EE y es académico de número de Euskaltzaindia-Real Academia de la Lengua Vasca.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana