Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno acusa al PP de utilizar el comunicado de ETA para desgastarle

Acebes: "ETA ha puesto precio político a la tregua, que Cataluña y el País Vasco sean nación"

La utilización del último comunicado de ETA por el PP para criticar al Gobierno originó ayer una respuesta contundente de su vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega: "Lo que nos faltaba por ver es al principal partido de la oposición utilizar un comunicado de ETA para desgastar al Gobierno. Eso no había ocurrido nunca. Eso sí es romper el consenso". De la Vega criticó así la conclusión del PP sobre el comunicado de ETA y que ayer destacó su número dos, Ángel Acebes: "ETA ya ha puesto precio político a la tregua, que Cataluña y el País Vasco sean nación".

Fernández de la Vega insistió, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el hecho "inédito" de que un partido de la oposición utilice un comunicado de ETA contra el Gobierno, porque "poner en valor comunicados de bandas terroristas lo único que hace es dar alas a los terroristas". La vicepresidenta aclaró que "eso no lo ha hecho este Gobierno ni lo hará nunca, como tampoco lo hizo el PSOE en la oposición", e insistió en que "el instrumento más eficaz para luchar contra los terroristas es la unidad de los demócratas".

A continuación, se dirigió al presidente del PP, Mariano Rajoy: "El Gobierno confía en que el primer partido de la oposición sepa estar a la altura de las circunstancias y corte de raíz cualquier intento de utilizar a ETA para desgastar al Gobierno".

Fernández de la Vega se negó a comentar el contenido de la carta de ETA y se reafirmó en lo que el Gobierno dijo la víspera, al conocerla: "El único comunicado que espera de ETA este Gobierno es la declaración del cese definitivo de la violencia". Aclaró que, mientras tanto, el Ejecutivo seguirá aplicando la "máxima presión policial", mantendrá la cooperación internacional y "seguirá colaborando con la justicia con el fin de que caiga sobre los terroristas todo el peso de la ley". Dijo también que si ETA cesa la violencia, el Gobierno aplicará la resolución aprobada por el Congreso en mayo, que "tampoco es nada nuevo", porque "recoge las resoluciones del Pacto de Ajuria Enea".

Estatuto y Perpiñán

El PP sí comentó la misiva de ETA. Ayer lo hizo su secretario general, Ángel Acebes. Le preguntaron por qué cree que el comunicado de la banda no habla de la tregua. Replicó: "Porque de lo que se habla en ese comunicado es del precio". Según él, "ETA pone el precio político que hay que pagar para que pueda tener otras consecuencias, como la tregua o el fin de la violencia". Ese precio, en opinión de Acebes, incluye "que ETA impone que Cataluña sea una nación y que el País Vasco sea una nación". Las restantes partes del "precio", según Acebes, son las menciones "sobre los presos y las condiciones que pone el comunicado". Además, el secretario general de los populares mantuvo que la banda exige que ese precio se pague "previamente" a cualquier posible tregua. Acebes también destacó que la banda se felicite de la ruptura del Pacto Antiterrorista entre el PSOE y el PP, lo que ETA ya ha hecho en varios comunicados.

Hasta esta última carta de la banda, sólo Jaime Mayor Oreja había defendido pública y sistemáticamente la relación entre ETA y el Estatuto catalán. La tesis de Mayor es que "al igual que el plan Ibarretxe es un producto del Pacto de Estella, el Estatuto catalán es un producto del Pacto de Perpiñán". Esta opinión no había sido asumida, hasta ayer, por la dirección del PP. Sí la insinuó el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, la semana en la que se iba a aprobar el proyecto de Estatuto en Cataluña, pues en esos días ETA se hizo presente con varias bombas. Pero ayer, Acebes, como número dos del partido, la asumió íntegramente con la siguiente afirmación: "Hay que preguntarse qué sabían de este apoyo al Estatuto de Cataluña los que se reunieron con ETA en Perpiñán y que en estos momentos son socios del PSOE". Esa reunión la mantuvo Josep Lluís Carod Rovira, líder de ERC, y se conoció en la campaña de las elecciones generales del 14 de marzo de 2004.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 2005