Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla exige a Rajoy y Acebes que pidan perdón por decir que ETA tutela la reforma del Estatut

La vicepresidenta acusa al PP de ser "desleal y antipatriótico"

El Gobierno ha salido hoy en tromba a criticar la utilización que a su juicio ha hecho el PP del último comunicado de ETA, en el que los terroristas reclaman la mediación internacional para lograr un escenario de paz en Euskadi. El primero en abrir fuego ha sido el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, quien ha instado a Mariano Rajoy y Ángel Acebes a "pedir perdón a los ciudadanos de Cataluña" por asegurar que ETA es el tutor de la reforma del Estatuto catalán. Montilla ha advertido que los socialistas catalanes no aceptan "que un dirigente político siembre la duda sobre nuestra posición inequívoca" contra el terrorismo.

Aprovechando la inauguración de un acto del PSC en Barcelona, Montilla se ha referido a las palabras del secretario general del PP, Ángel Acebes, que ayer dijo que el último comunicado de ETA "apoya la reforma del Estatut e impone que tanto Cataluña como el País Vasco sean una nación". El ministro de Industria no acepta esa vinculación, por lo que ha instado tanto a Acebes como a su jefe, Mariano Rajoy, a que "pidan perdón" a los catalanes porque "no aceptaremos que un dirigente político siembre la duda sobre nuestra posición inequívoca", recordando que "los catalanes siempre hemos hecho piña en contra del terrorismo".

Tras instar a Rajoy a que "desautorice" a su secretario general, Montilla se ha dirigido también al presidente del PP catalán, Josep Piqué, para asegurar que éste debería ser "el primero" en pedir "aclaraciones" a su partido por vincular a ETA con un Estatut que cuenta con el apoyo del 89% de los diputados del Parlamento catalán.

Tras señalar el compromiso de su partido contra "el terrorismo y la infamia", Montilla ha cargado duramente contra el PP. A su juicio, las palabras de Acebes se enmarcan en una "estrategia de crispación". Considera el ministro que los populares están en el "camino de la irracionalidad, de la difamación, la mentira, la calumnia y la descalificación sistemática", han "perdido los papeles y recurren "como forma de hacer política, a la infamia, la calumnia, el odio y la insidia, siempre cerca del fango y del descrédito". El objetivo de esta estrategia es erosionar a los gobiernos de España y de Cataluña. Así, considera que "el éxito del Estatut será la debacle del PP".

"Desleal y antipatriótico"

Poco después, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, ha censurado al PP por no respaldar la política contra ETA y en cambio, utilizar esta cuestión como "un elemento de confrontación y desgaste", lo que ha considerado "desleal y antipatriótico". Durante la clausura de la Conferencia de presidentes de Parlamentos euromediterráneos en Barcelona, De la Vega ha subrayado que "no caben medias tintas" en la tarea de frenar el terrorismo y que "todo gobierno, sea del signo que sea, merece todo el apoyo".

También el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, se ha referido a las declaraciones de Acebes, que ha calificado de "deplorables" y "un insulto a la inteligencia de la ciudadanía", que, según él, desea "ver a los grandes partidos unidos frente al terrorismo". Así, López Aguilar ha lamentado que el principal partido de la oposición responda con "demagogia ramplona y deslealtad" cuando, ha recordado, el PSOE ofreció su ayuda al Gobierno estando en la oposición. A las críticas al PP también se ha unido el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, al afirmar que "el PP prefiere romper la unidad de los demócratas" con tal de "atacar al Gobierno" para "convertirse en altavoz de ETA" y dar a los terroristas "un protagonismo que no tienen".