Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AVT pide "por error" a las embajadas que se expulse a España de la ONU y la UE

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, calificó ayer de "intolerable" la carta que el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, ha remitido a las embajadas extranjeras en España solicitando que sus Gobiernos presionen al Ejecutivo español para que éste abandone "todos los organismos internacionales" a los que pertenece porque los principios que rigen esas instituciones no concuerdan con el "estado de excepción" y de "recorte de libertades" que, a su entender, ha impuesto José Luis Rodríguez Zapatero.

Además de pedir la retirada de España de la ONU y la UE, la carta de la AVT, a la que tuvo acceso Europa Press, pide "amparo internacional para que el Estado de Derecho se cumpla en España, porque su Gobierno se está mostrando incapaz de garantizarlo, sobre todo en el País Vasco".

La asociación que preside Alcaraz contestaba así a la petición de mediación internacional formulada por ETA en su último comunicado, petición que la AVT vincula a lo que denomina "debilidad" que está demostrando el Gobierno de Zapatero para "derrotar a ETA con los medios que el Estado de Derecho pone a su disposición".

A última hora de la noche, a preguntas de EL PAÍS, Alcaraz ratificó todos los puntos de la misiva, salvo el que hacía referencia a la expulsión de España de la ONU y la UE. El presidente de la AVT indicó que sí era cierto que en la carta enviada a las embajadas se podía leer ese texto, pero que se trataba "de un lamentable error". Y lo explicaba así: "Como estaba de viaje dicté el contenido de la carta por mi teléfono móvil a una persona de la asociación que no entendió lo que yo quería decir".

Según el presidente de la AVT, lo que se pretendía era reclamar a las embajadas que presionen al Gobierno para que no se dé cabida a ETA y Batasuna en los organismos internacionales, "como se está haciendo en España, donde no se está aplicando la Ley de Partidos -el PCTV está presente en el Parlamento vasco- y no se está actuando contra los terroristas con toda contundencia". Alcaraz subrayó que la carta también "quería solicitar de los organismos internacionales la máxima firmeza procediéndose a la expulsión de los mismos del entramado político de ETA".

Estado de excepción

"Cuando ETA dice en su comunicado que en Euskal Herria se vive en un continuo estado de excepción, es cierto que es así, pero sólo para los demócratas, para los que no asesinan, para los que no ponen bombas, para los miles de ciudadanos que han tenido que abandonar el País Vasco por la amenaza y presión de ETA y su entorno", dice la misiva.

La AVT solicita también que observadores internacionales se desplacen al País Vasco y "comprueben in situ hasta qué punto están restringidas las libertades, pero sólo para aquellos que no comparten la obsesión nacionalista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 2005