Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP anuncia su apoyo a la manifestación en contra de la LOE

En las iglesias de varias comunidades se invita a la protesta tras la misa dominical

El PP expresó ayer su apoyo a la manifestación convocada en Madrid el próximo sábado contra la Ley Orgánica de Educación (LOE). "Compartimos los motivos que tienen los padres, los alumnos y la Iglesia católica", dijo la secretaria de política autonómica del partido, Soraya Sáenz de Santamaría. En Madrid, y de manera desigual en otras comunidades, se hizo un llamamiento en las iglesias tras la misa dominical para que los feligreses la secunden.

La responable del PP, que anunció el apoyo de su partido a la manifestación contra la reforma educativa que quiere hacer el Gobierno, aseguró que la LOE rompe la igualdad del sistema educativo, ya que carece de unos contenidos mínimos en todas las comunidades y pone fin a la libre elección del centro por los padres.

El presidente de los populares, Mariano Rajoy, ha hecho público que comparte las reivindicaciones de los convocantes de la manifestacion, la Confederación Nacional Católica de Padres de Alumnos (Concapa), pero no ha confirmado si asistirá a la protesta prevista para el próximo sábado en Madrid. El Congreso rechazó el jueves pasado las enmiendas de totalidad a la LOE que presentaron el PP y CiU.

Por otra parte, en algunas iglesias madrileñas se llamó ayer a los feligreses, al término de la misa dominical, a acudir a la protesta del día 12. La LOE "no garantiza la libertad de enseñanza", ni el derecho de los padres a elegir el centro al que quieren que acudan sus hijos, ni a decidir su formación religiosa y moral", según el comunicado que se leyó en templos. El texto era del Consejo de Laicos de la Archidiócesis de Madrid. Su titular, el cardenal Antonio María Rouco Varela, se limitó a decir en una misa que es importante que los niños tengan "buenos conocimientos", entre los que destacó "la historia de Jesús".

En la catedral madrileña de la Almudena, con aforo completo, una mujer leyó el comunicado al final de la misa de las doce. "Cerca del 80% de los alumnos españoles opta por cursar la asignatura de religión católica", a la que el proyecto de ley no reconoce "su carácter fundamental, ni su plena validez académica", resaltó.

En distintas ciudades de Andalucía también se produjeron llamamientos contra la reforma educativa. En la catedral de Córdoba, el sacerdote Fernando Cruz-Conde, exhortó a los feligreses que pidan "aunque sólo sea con oraciones, por el éxito de la manifestación". La petición del sacerdote está en la línea de la carta pastoral que difundió el pasado viernes el obispo de la ciudad, Juan José Asenjo. En ella, se rechazaba la LOE porque "no responde a los problemas de la educación en España y recorta la libertad de enseñanza garantizada por la Constitución", informa Manuel Planelles. En la parroquia del Sagrado de la Catedral de Sevilla, dónde la pasada semana se leyó una carta titulada "10 motivos para ir al 11-N contra la LOE", ayer el sacerdote se limitó a recordar en la misa que las hojas diocesanas recogían la delcaración de "los obispos del sur de España ante el proyecto de LOE".

En la Catedral de Granada varios jóvenes de grupos católicos repartían hojas a los fieles con hojas donde invitaban a sumarse a la protesta. El viaje a la manifestación se ofrece por 20 euros. El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez pidió "ayudar a la Iglesia para tratar de hacerla visible en la vida, en los lugares de trabajo y de estudio [en una alusión a la ley], en el mundo". Esta ayuda implica "sostenerla económicamente", informa Fernando Valverde.

Por otro lado, el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró ayer que el Ejecutivo "estuvo muy cerca" de lograr un acuerdo con la Conferencia Episcopal sobre la enseñanza de la religión. Sin embargo, aseguró que el PSOE y el Gobierno defienden que los padres tengan libertad para la elección de enseñanza religiosa. Rubalcaba añadió que "uno va a la Iglesia a confortarse en la fe, no sé si a recibir llamamientos para salir a la calle".

También contra la LOE, pero con la demanda de que no se dé "ninguna concesión a la derecha" el Sindicato de Estudiantes (SE) ha convocado para el martes una huelga general en los institutos y manifestanciones en varias ciudades para pedir una reforma "en beneficio de la escuela pública".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de noviembre de 2005