ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de julio de 2005
LUCHA CONTRA EL TERRORISMO | La política de Londres

¿A cuántos 'yihadistas' más se enfrenta el Mi5 británico?

¿Cuántos terroristas integran la célula o células locales de Al Qaeda que desde el 7-J aterrorizan Londres? ¿De cuánto explosivo disponen? ¿Tienen armas químicas, como otros comandos que ya fueron detenidos en esa ciudad en los últimos cinco años?

Cuando se difundieron las fotografías de los cuatro suicidas británicos de origen paquistaní que perpetraron el atentado, algunos respiraron aliviados. Creyeron que el caso estaba casi resuelto, pero aquella sensación no fue más que un espejismo. El ataque que se cobró la vida de 56 personas en el corazón del Reino Unido sigue abierto y las incógnitas ofrecen un panorama cada vez más nebuloso e incierto.

Los que aseguraron que el Mi5 británico, servicio de inteligencia interior, estaba en blanco en sus investigaciones preventivas sobre la célula de yihadistas que el pasado 7-J atacaron el metro y un autobús en el corazón de Londres no se equivocaron. Ésa fue la impresión que se llevaron los enlaces de los servicios secretos españoles, franceses e italianos que asistieron a las reuniones de coordinación.

El nuevo atentado del pasado jueves contra los mismos objetivos corrobora la impresión de que los agentes de Eliza Manningham-Buller, la jefa del Mi5 que sustituyó a Stella Rimington, otra mujer, no saben bien a quién y a cuántos enemigos se enfrentan.

Hasta ahora han aparecido en escena los cuatro suicidas del 7-J y los cuatro aspirantes a mártires del 21-J, ya identificados, a los que el jueves les fallaron los explosivos, pero los expertos consultados temen que aparezcan más terroristas. La esperanza está en detener a alguno vivo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana