ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 21 de junio de 2005
EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

El PP lleva un experto al Senado que afirma que ser gay es una enfermedad

Aquilino Polaino dice que tener un padre alcohólico o violento es causa de homosexualidad

Hace 15 años, la Organización Mundial de Salud (OMS) sacó la homosexualidad de su lista de enfermedades. Sin embargo, el catedrático de Psicopatología Aquilino Polaino, uno de los expertos llamados por el PP a la Comisión de Justicia del Senado, que estudia la ley de matrimonio gay, declaró ayer que a los homosexuales "se les puede ayudar con terapia reparativa". "Aunque se haya desclasificado [como enfermedad] no quiere decir que no haya trastornos", afirmó. El portavoz del PP, Agustín Conde, le contestó: "Usted nos ha descrito perfectamente la psicopatología de la homosexualidad".

Aquilino Polaino, director del departamento de Psicología en la universidad San Pablo-CEU, de la Asociación Católica de Propagandistas, abrió la sesión de expertos sobre el matrimonio homosexual y la adopción por parejas gays. "He gastado 20.000 horas con personas de conducta homosexual en función de una actitud humanitaria", dijo. En total, 160 gays y lesbianas que han "solicitado" su ayuda "como psicoterapeuta", indicó.

Para Polaino, las causas de la homosexualidad son "un padre hostil, violento, alcohólico o distante; una madre sobreprotectora -más con los niños que con las niñas-, fría, necesitada de afecto; emocionalmente vacía para sus hijas lesbianas". El resultado son niños que "rehúsan los juegos violentos, con ausencia de identificación con sus iguales, ausencia de destrezas motoras para los deportes violentos e incapacidad de defenderse".

También tienen "fobia social" y, por "lo visto" por este terapeuta, "alrededor de un 30% ha sufrido abusos sexuales". Además, es frecuente la coexistencia con otras enfermedades, aunque ello no implique una relación de causa-efecto, como "depresión grave, trastorno obsesivo compulsivo, suicidio, crisis de ansiedad, elevado consumo de drogas, trastornos de conducta, esquizofrenia y narcisismo patológico", afirmó Polaino. Esta suma de factores tiene su efecto en sus relaciones: "Mayor promiscuidad, inestabilidad y sentimientos crónicos de no ser masculinos", afirmó.

Después de esta descripción, Polaino invitó al senador por CiU Miquel Bofill: "Si usted piensa que la homosexualidad no es ningún problema, le invitaría a que viera usted cinco horas de terapia que tengo esta tarde".

Las afirmaciones de Polaino causaron estupor entre los senadores de los demás grupos. "Si esto es lo mejor que tiene el PP, resulta grotesco. Sólo está defendiendo sus garbanzos", dijo el portavoz del PSOE, Arcadio Díaz Tejera. "Ni siquiera es procedente que le pregunte", despachó la representante de Izquierda Unida, Isabel López Aulestia. "¿He creído entender que la homosexualidad significa una patología que habría que reconducir?", preguntó incrédula Elena Etxegoyen, del PNV.

Rajoy elude comentar

El presidente del partido, Mariano Rajoy, eludió comentar las afirmaciones de Polaino, informa Europa Press. Tras felicitarle por su exposición, el portavoz popular en la Comisión del Senado, Agustín Conde, le pidió que se centrara en "los trastornos del menor".

La otra compareciente llamada por el PP fue la profesora de la universidad San Pablo-CEU Patricia Martínez Peroni. Martínez ha sido una de las autoras de la recopilación sobre la adopción elaborada por la organización HazteOír, una de las convocantes de la manifestación contra el matrimonio homosexual, que ella presentó como "un estudio universitario". El trabajo ha sido prologado por Polaino. Esta psicóloga basó su intervención en la crítica a los estudios del resto de los expertos sobre niños educados por gays o lesbianas por tener, dijo, "serios problemas metodológicos". Estos estudios concluyen, según el resumen del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que no "está demostrado que existan perjuicios psicológicos" en los niños criados por gays o lesbianas.

Martínez afirmó que al ser la homosexualidad "marginal" no se debería "aventurar al niño en la convivencia con personas homosexuales".

Díaz Tejera, del PSOE, dijo que, "por cortesía", no iba a contestarle. "Si no hay estudios válidos, ¿por qué afirma categóricamente que la adopción es negativa?", le preguntó Félix Ayala, de Coalición Canaria. Sólo Conde (PP) le agradeció el estudio, titulado No es igual. "No enjuiciamos la homosexualidad ni el derecho de una persona a encauzar su sexualidad, sino que parejas homosexuales adopten", añadió el portavoz popular.

El pronunciamiento de 1973 de la Asociación Americana de Psiquiatría en el que se dice que gays y lesbianas deben poder adoptar, es para el senador Conde, la reflexión de "militantes" homosexuales. Una opinión en línea con el informe de HazteOír.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Aquilino Polaino, en su comparecencia ante el Senado. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana