ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 21 de diciembre de 2004

Mohamed Kamal califica de "retiro espiritual" sus 20 días en la cárcel de Málaga

El imán de Fuengirola, Mohamed Kamal Mostafa, abandonó la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) a las 21.15 horas de ayer. A la salida, dijo no haberse sentido preso en ningún momento aunque sí se sintió víctima. Kamal permaneció 20 días en una celda de aislamiento. El imán calificó su paso por prisión como "un retiro espiritual". Manifestó estar muy contento y tener "muchas cosas que decir", algo que tiene previsto hacer hoy en una conferencia de prensa.

"Las aguas han vuelto a su cauce y se ha impuesto la justicia, 20 días en la cárcel ha sido una gran injusticia". El portavoz de la comunidad islámica de Fuengirola, Javier Isla, no disimulaba ayer su satisfacción por la decisión de la Audiencia Provincial de Barcelona de excarcelar a su dirigente religioso. Isla afirmó que la medida era "un triunfo de la democracia".

Isla explicó que toda la comunidad de la mezquita Suhail de Fuengirola recibió la noticia con gran alegría y, aunque no quiso "entrar en consideraciones sobre la sentencia", estimó como "ridículo" el procedimiento posterior para hacerla cumplir con una orden de detención y un curso de derechos humanos. "Querían una foto del imán de Fuengirola entrando en la cárcel y lo consiguieron", afirmó Isla.

El portavoz insistió en que durante estos 20 días ha habido "muchos juristas, catedráticos y especialistas en Derecho que nos han dado la razón", porque, aseguró, "el encarcelamiento era una pasada". "Estamos muy felices con esta decisión judicial que anula la actuación de un fiscal que estaba obsesionado con Kamal y de un juez incompetente", agregó el portavoz de la comunidad islámica de Fuengirola.

Olvidarlo todo

Radua Kamal, una de las dos hijas del imán, se mostraba ayer exultante. "No hay palabras para explicar lo que sentimos, estamos todos muy contentos y siempre mantuvimos confianza en la justicia", explicó.Visiblemente emocionada, Radua dijo que el propósito ahora de su familia es "olvidarlo todo y empezar una nueva vida".

Tras conocerse la noticia de la excarcelación del imán, casi un centenar de personas acudieron a la mezquita de Fuengirola para celebrar la buena nueva y esperar el regreso de su dirigente.

Mohamed Kamal Mustafá ingresó en la prisión de Alhaurín de la Torre el pasado 29 de noviembre, y desde entonces ha permanecido estos 20 días en una celda individual en un módulo de aislamiento.

Únicamente ha mantenido relaciones con otros dos reclusos de la prisión, y renunció a la media hora diaria de patio a la que tenía derecho, así como a ver la televisión o a escuchar la radio. "Ha estado leyendo, textos legales, el Corán y los Evangelios, solo y reflexionando", dijo Isla. Según su propia hija, el imán ha dado muestras estos días de "una gran fortaleza".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana