Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez y Castro celebran 10 años de relación estratégica

El décimo aniversario del primer encuentro entre Hugo Chávez y Fidel Castro fue celebrado a lo grande por ambos líderes revolucionarios en el teatro Carlos Marx de La Habana. Como era menester, hubo discursos patrióticos, consignas contra EE UU y soflamas a favor de la unidad latinoamericana. Ante un auditorio compuesto en su mayoría por estudiantes, médicos y pacientes venezolanos que reciben tratamiento en la isla, Castro comparó a Chávez con Bolivar, clamó contra la "podrida y desprestigiada democracia representativa" y dijo que lo que estaba ocurriendo hoy en Venezuela era un "ejemplo para el mundo".

Durante el acto político, Castro, vestido de verdeolivo y todavía convaleciente de su reciente operación de rodilla, se puso de pie para condecorar a Chávez con la orden Carlos Manuel de Céspedes, el padre de las luchas independentistas cubanas. Es la segunda distinción que le concede, pues ya antes se le había otorgado la orden José Martí, la más importante de la isla. En sus palabras de agradecimiento, Chávez calificó a Castro como uno de los grandes líderes latinoamericanos de todos los tiempos y consideró a la revolución cubana "la hermana mayor de la revolución bolivariana".

Concluido el acto, ambos se trasladaron al Palacio de la Revolución de La Habana para firmar una declaración conjunta sobre el ALBA, el proyecto chavista de integración económica latinoamericana, contrapuesto al ALCA, que promueve a EE UU. En el estadio, Castro anunció que sería suscrito también un acuerdo bilateral que "hará historia".

Ayuda recíproca

Chavez llegó a La Habana el lunes por la noche, en la tercera visita a Cuba que realiza en lo que va de año. El objetivo oficial del viaje fue pasar revista a las amplias y estratégicas relaciones bilaterales, pero todavía más lo fue conmemorar los diez años de aquel primer encuentro con Castro en La Habana, el 13 y 14 de diciembre de 1994; en aquella ocasión el presidente cubano recibió con honores de jefe de Estado a Chávez, que acababa de salir de la cárcel tras haber participado en un golpe de Estado de febrero de 1992.

Desde entonces, la sintonía personal y política es total entre ambos líderes. Desde la llegada al poder de Chávez, los intercambios bilaterales se han multiplicado por cinco, alcanzando los 1.000 millones de dólares, volumen que sitúa a Venezuela como primer socio comercial de la isla. Caracas suministra a Cuba 53.000 barriles de crudo a precios preferenciales. Pero también La Habana se ha implicado de lleno en la revolución bolivariana apoyando sus planes sociales con decenas de miles de médicos, maestros y profesionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2004