ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 12 de marzo de 1995

Los votantes del PSOE y del PP no se mueven

La tendencia de voto sigue siendo del 38% para los populares y del 30% para los socialistas

BARÓMETRO DE PRIMAVERA. A los pocos días del encarcelamiento de Luis Roldán y en medio de una crisis monetaria internacional, el estado de la opinión pública es de cansancio con la polémica GAL / Roldán, desconfianza en la clase política, deseo de transitar a una nueva situación mediante algún compromiso político y pocas perspectivas de cambio en el voto respecto de las pasadas elecciones europeas. El PP continúa con una ventaja de algo más de siete puntos con respecto al PSOE, aunque no la aumenta. Se extiende rápidamente el pesimismo sobre la incidencia de la crisis política en la economía del país, y el deseo mayoritario es que se convoquen elecciones anticipadas. Así lo demuestra el Barómetro de Primavera realizado por Demoscopia para EL PAÍS, sobre una muestra de 1.200 personas realizada entre el 4 y el 7 de marzo.

En medio de un clima de opinión caracterizado por el pesimismo, el recelo y aun el cansancio ante la situación política y la perspectiva de un empeoramiento económico, el Partido Popular (PP) aparece consolidado como la fomación con más alta intención de voto, pese a no despertar especial ilusión en una ciudadanía que piensa que es un partido sin programa propio y que gobernaría más o menos igual que el PSOE.Los casos Roldán y GAL no parecen influir en la intención de voto de la mayoría de los consultados. La intención de voto hacia el PSOE y el PP no se mueve un ápice desde hace casi un año. El PP recoge una intención de voto del 38,1% y el PSOE de un 30,7%. Las posiciones se petrifican. Izquierda Unida mantiene igualmente la tendencia que le sitúa en el 15,5%.

En unas hipotéticas elecciones generales, el partido que lidera José María Aznar superaría al de Felipe González en la magnitud aproximada con que lo hizo hace menos de un año en las europeas de junio de 1994 Un ejercicio prospectivo sobre datos de intención manifiesta de voto arroja una distribución de resultados donde el PP superaría al PSOE en 7 puntos (38% frente a 31% sobre un supuesto de participación del 72%). En términos del análisis preelectoral, es plausible sostener la hipótesis de que los cambios de voto derivados de la trayectoria de la cuarta legislatura del PSOE se produjeron a la altura de la primavera de 1994.

En este contexto, la distribución de las intenciones de voto es congruente con un estado de opinión donde una clara mayoría manifiesta que los casos GAL y Roldán no influirán sobre su voto (56%). Esta proporción es idéntica en magnitud a la opinión de que en las próximas elecciones generales ganará el PP (54% frente a un 23% que opina que ganará el PSOE). Asimismo, la prospectiva distribución del voto es congruente con una ciudadanía especialmente crítica del actual Gobierno socialista: la mayoría considera que ha pactado con Roldán, que podía haber llevado a cabo la detención de éste de mejor manera y que tiene la misma escasa credibilidad en los asuntos de los GAL y de Roldán que los propios acusados en los mismos. La mayoría considera que Felipe González tiene una responsabilidad política en estos casos y que debe anticipar las elecciones generales.

Por lo demás, la distribución de las intenciones de voto respecto de los demás partidos tampoco ha cambiado desde el anterior barómetro en el mes de diciembre: un 15% votaría a IU, un 4% a CiU, un 1 % al PNV y el restan te voto se repartiría entre las más minoritarias formaciones. Un 64% de los ciudadanos afirma que irá a votar y tan sólo un 7% anuncia que no lo hará.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana