ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 3 de octubre de 1994

Hugo Pratt vierte al comic el final de Saint-Exúpery

El dibujante Hugo Pratt siempre ha demostrado, en su vida y en su trabajo profesional, su fascinación por la aventura y los espacios abiertos, en especial los desiertos. No es de extrañar que ante la coincidencia vital con el aviador y novelista Antoine de Saint-Exupéry, el autor de Corto Maltés haya decidido aportar, en su última historieta, una nueva visión de los últimos instantes de la vida del autor de El Principito.Saint-Exupéry desapareció en el cielo de Francia, en su ribera mediterránea, el, 31 de julio de 1944, tenía 44 años y era su última misión de reconocimiento. Nunca fueron hallados sus restos lo que ha multiplicado el mito de un personaje ya de por sí plenamente romántico.

Para la realización de la obra, cuya primera entrega acaba de aparecer en la revista francesa de historieta (A suivre), Hugo Pratt consultó toda la bibliografía que hace referencia a la vida y a la muerte de Saint-Exupéry. Ante las diversas hipótesis de las circunstancias de la desaparición del escritor francés, Pratt optó por tomar una posibilidad científica para que en los últimos seis minutos de existencia pudiera relatar determinados aspectos de su existencia.

La falta de oxígeno producida por la altura sugieren un delirio alucinatorio. A modo de flash-back, Saint-Exupéry ve desfilar episodios como un encuentro con su amigo Mermoz, también aviador. La: primera visión que tiene el piloto no es otra que la del Principito. "Vuélveme a dibujar un cordero", dice el Principito rememorando el célebre encuentro anterior. "Ya te lo dibujé la última vez", contesta el piloto. La réplica sigue la línea melancólica del príncipe caído del espacio: "La otra se fue con una estrella".

Sin embargo, Hugo Pratt no ha querido explotar conscientemente el recurso de la aparición de El Principito. Para el dibujante hay que ser prudente en la utilización del personaje de la más célebre obra de Saint-Exupéry. Uno de los primeros planteamientos para estructurar la historieta fue hacer dialogar al Principito con el aviador, para que éste pusiera al descubierto su vida. Pero esta opción fue rápidamente descartada.

La publicación de la primera parte de la historieta sobre el último vuelo del piloto-novelista en la revista (A suivre) coincide con la celebración de sus 200 números en el mercado. Junto a la obra de Pratt, (A Suivre) presenta el retorno de un clásico contemporáneo, Jacques Tardi, que publica la última aventura de Adele Blanc Sec.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana