Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno autoriza a Argentaria a privatizar otro 25%

El grupo bancario público Argentaria podrá privatizar hasta otro 25% de su capital, según acuerdo del Consejo de Ministros de ayer. La decisión, propuesta al Ejecutivo por el Ministerio de Economía y Hacienda, se adelantó a las perspectivas que tenían los propios responsables del grupo bancario, a pesar de que ya habían empezado a preparar esta segunda privatización prácticamente desde que finalizó la anterior.La intención del Gobierno podría ser la obtención de dinero fresco este mismo ejercicio. Sin embargo, la fecha de la nueva operación no ha sido fijada y, según fuentes del grupo bancario, será difícil que se produzca antes de finalizar el año. En principio, Argentaria tiene una limitación hasta el 19 de noviembre, fecha en la que acaba la cuarentena impuesta por la Bolsa de Nueva York (seis meses desde la anterior colocación). Otra limitación la marca el mercado, de manera que los responsables de Argentaria esperarán al momento apropiado. En este sentido, cuentan mucho las privatizaciones de algunos bancos en países europeos, sobre todo la de la Banque Nationale de Paris (BNP) por parte del Estado francés, con el que Argentaria no quiere coincidir.

Argentaria colocó en los mercados el 24,9% el pasado mes de mayo en una operación que tuvo un gran éxito y por la que se incorporaron 370.000 inversores españoles además de varias instituciones internacionales. Aunque todavía el grupo bancario apenas ha concretado el diseño de la nueva operación, fuentes de la entidad han asegurado que tratarán de repetir la estructura de la primera colocación. Es decir, un tramo para el mercado nacional, dirigido a pequeños inversores, y otro tramo internacional, dirigido a instituciones. En esta segunda colocación, es probable que no haya un pequeño tramo para los trabajadores como hubo en el primero. El nuevo proyecto ha movilizado a las entidades financieras que aspiran a ser colocadoras.

Tampoco está pensado el precio, aunque fuentes de Economía no han dudado en defender un precio superior a las 3.800 pesetas por acción que costó la primera salida y lo fijan por encima de las 5.000 pesetas, lo que supondría más de 150.000 millones. En el primer caso, el Estado ingresó 120.000 millones sobre una demanda de 735.000.

El objetivo de Argentaria es alcanzar el máximo permitido "con el fin de satisfacer la gran demanda que quedó insastifecha en el tramo nacional".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 1993