Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el 'violador del ascensor', acusado de ocho agresiones sexuales

Pedro Luis Gallego Fernández, de 32 años, conocido como el violador del ascensor de Valladolid, fue detenido ayer en La Coruña por agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Gallego es el principal sospechoso de la violación y posterior asesinato de la joven Leticia Lebrato Rojo, de 17 años, cuyo cadáver fue hallado con 11 puñaladas el pasado 21 de julio en la localidad vallisoletana de Viana de Cega. La policía le atribuye además otras siete agresiones sexuales cometidas en Valladolid y Zamora.

El violador del ascensor se encontraba huido desde el pasado 27 de julio, cuando la Guardia Civil lo localizó en Medina del Campo (Valladolid), pero logró eludir el cerco policial abriéndose paso a tiros. Días después la policía volvió a identificarlo en Santiago de Compostela. En este caso la operación volvió a frustrarse por una filtración informativa a un diario local, que publicó la noticia y alertó a Gallego.La policía lo localizó de nuevo ayer en la Coruña, pese a que se había disfrazado con una peluca y portaba documentación falsa, según informaron fuentes de la investigación. La detención se produjo en el edificio de Correos de La Coruña, según la agencia Efe, donde más de una docena de policías, vestidos de paisano, lo esperaban desde primeras hora de la mañana. Gallego Fernández debía acudir a retirar un giro. En el momento de su captura, sobre las 18.00 horas, Gallego iba armado con un revólver, que no llegó a utilizar, y se encontraba en compañía de otras personas, cuya identidad no fue facilitada. Los presuntos delincuentes fueron reducidos por la policía tras un forcejeo.

Gallego salió en diciembre de 1991 en libertad provisional de la cárcel de Palencia, donde cumplía condena por violar a una mujer de 26 años. El presunto delincuente solía abordar a sus víctimas en los portales de sus domicilios y posteriormente las obligaba a entrar en el ascensor, donde consumaba la violación.

Conducta cruel

Según las víctimas, Gallego Fernández se caracterizaba por su crueldad, y con cinco de ellas el sistema para consumar su agresión fue el de esperar a que entraran en el portal de su vivienda para, al llegar al ascensor, sujetarlas e introducirlas en el habitáculo para forzarlas.

Todas las víctimas del violador del ascensor eran mujeres de entre 17 y 25 años. Gallego Fernández ya ha, cumplido, al menos, dos condenas por violación en otras tantas prisiones sin que haya sido declarado enfermo mental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de noviembre de 1992

Más información

  • Pedro Gallego es el presunto asesino de una joven de Valladolid