Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Spike Lee

El profeta de Brooklyn abre una tienda

El cineasta vanguardista norteamericano Spike Lee se indigna cuando los periodistas le preguntan las razones por las que acaba de abrir una tienda en Brooklyn. "Parece mentira que la gente pregunte semejantes tonterías", explica Lee. "Esta tienda, como las que pienso abrir en Los Ángeles, Chicago y Atlanta, se ha inaugurado simplemente para ganar dinero, lo que ocurre es que cuando eso lo hacen los blancos todo resulta normal, pero cuando lo hace un negro el dinero tiene que destinarse forzosamente a la beneficencia", comenta.El pasado fin de semana, el director de Do the right thing (Haz lo que debas), el cineasta que ha arrebatado por mérito propio el título de niño terrible del cine americano al mismísimo Woody Allen, inauguró una tienda -Spike's Joint- donde se pueden comprar toda clase de artículos relacionados con sus películas, su persona y sus actividades. Gorras de béisbol, camisetas de baloncesto, zapatillas Nike, vídeos, carteles, libros, casetes, revistas..., cualquier artículo relacionado con Lee o su filosofía de la igualdad racial está a la venta en la esquina de la DeKalb Avenue y Fort Greene, en pleno Brooklyn.

La tienda está situada en un viejo edificio de ladrillo oscuro a muy pocas manzanas del barrio Bedford-Stuyvesant, donde Lee rodó su famosa película Haz lo que debas, en la que mostró sin tapujos de ningún tipo las tensiones raciales que caracterizan la vida neoyorquina. Su película fue para muchos el detonante de una cadena de conflictos raciales en la ciudad de Nueva York y el inicio de un nuevo periodo de euforia de la comunidad negra de este país, en el que la imagen mítica de Martin Luther King ha sido sustituida por la de Nelson Mandela y el propio Lee.

El Lee profeta, héroe y vanguardista, es el fiel reflejo de lo que los conservadores norteamericanos denominan "la izquierda". Lee, al que le encanta el cine de Pedro Almodóvar, es un luchador incansable de la igualdad social y es también una máquina de hacer dinero. "Sí soy un empresario; no me gusta la palabra, pero creo que este país necesita muchos empresarios negros", explica Lee, el hombre fuerte de Forty Acres y Mule Filmworks, la productora independiente más respetada de EE UU en estos momentos, y no sólo por haber convertido películas casi clandestinas en películas supertaquilleras.

Lee está muy ilusionado con su nueva tienda porque cree que "Spike's Joint es algo más que una tienda donde se pueden encontrar camisetas y gorras; creo que estamos haciendo historia, porque pretendemos explicar al mundo que estamos aquí, en Brooklyn, y porque queremos animar a la comunidad negra a iniciar sus propios negocios y aumentar su independencia".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de julio de 1990