Una enfermera italiana gana un juicio por contagio del SIDA

Un tribunal italiano ha condenado a un médico y al fabricante de un equipo sanitario defectuoso a pagar más de 11 millones de pesetas de indemnización por haber provocado un accidente que causó el contagio del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) a una enfermera. El tribunal suspende la condena de seis meses de cárcel impuesta a los procesados.Según los abogados de la enfermera, se trata de la primera condena europea de este carácter. En cuanto a la indemnización, recuerdan que hay en marcha un proceso civil que puede multiplicar por cinco los 11 millones de pesetas de la actual condena. La enfermera Bruna P. contrajo el SIDA en 1987, cuando el equipo sanitario que estaba utilizando para extraer sangre del paciente afectado por el síndrome, estalló y la sangre contaminada le salpicó. La enfermera alegó que contrajo el virus a través de sus ojos y del eczema que afectaba a una de sus manos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 1989