Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primeras pruebas sobre el espionaje a partidos políticos

El PSOE impide la creación de una comisión de investigación del 'espionaje' político a partidos

El diputado del Grupo Popular José María Ruiz Gallardón leyó ayer en el Congreso el epígrafe de 41 documentos que, junto a otros muchos relacionados con información reservada de Alianza Popular (AP), intervino el magistrado del Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid en la Brigada de Interior. Ruiz Gallardón presentó dichas pruebas en el Pleno, en el que el PSOE rechazó con sus votos la creación de una comisión de investigación parlamentaria que habría tenido acceso a la información sobre partidos políticos que obra en poder de la Brigada de Interior. La petición de los grupos Popular y Mixto fue apoyada por el resto de los grupos de la Cámara. El presidente del Gobierno, Felipe González, justificó el rechazo a la propuesta.

"No voy a poner en peligro la seguridad del Estado por alardes de irresponsabilidad de algunos", dijo el presidente.Sobre la afirmación realizada por González en los pasillos de las Cortes, Manuel Fraga, presidente de Ap, comentó: "Lo que ha dicho el presidente tiene un nombre: democracia popular; es decir, del Este".

José María Ruiz Gallardón hizo una exposición concisa, poco adornada, basándose en la lectura de los títulos de los documentos que obran en poder del juez que instruye diligencias sobre la demanda presentada por el Grupo Popular. Ésta se basa en investigaciones llevadas a cabo irregularmente por miembros de la brigada de Interior de la comisaría general de información. Una vez leído su listado, Ruiz Gallardón se hizo una pregunta retórica: "si esto no es espiar, qué venga Dios y lo vea".

Quisieron fijar posiciones en esta moción los diputados Juan María Bandrés, de Euskadiko Ezkerra, y Luis Ortiz, del Grupo Centrista. Bandrés hizo su aportación al debate con la lectura de un oficio del Ministerio del Aire, servicio de inteligencia, dirigido a una comandancia de la Guardia Civil de algún punto de Baleares, en el que se insta a que se investigue sobre la conducta moral e ideas políticas de un joven. No obtuvo respuesta. El centrista Ortiz apoyó la creación de la comisión parlamentaria y dijo a Barrionuevo que la semana pasada "les había conmovido pero no convencido", refiriéndose a la interpelación en la que sí intervino el ministro del Interior.

El portavoz del Grupo Socialista, Javier Saenz de Cosculluela, fue el encargado de rechazar las mociones del Grupo Popular y de los diputados comunistas. Cosculluela no negó la existencia de investigaciones policiales en los partidos sino que se limitó a decir que lo leído por Ruiz Gallardón estaba en la hemeroteca. Saenz de Cosculluela afirmó que Ias abrumadoras pruebas no son sino resúmenes de Prensa", al tiempo que acusaba a la oposición de afrontar el debate con la presunción de culpabilidad. "Basan sus argumentos sin prueba alguna, con el juego de la sospecha, y presentan una querella también sin pruebas", refiriéndose a la vía judicial que sigue paralelamente el Grupo Popular. Muy pronto se supo que el Grupo Socialista no iba a aceptar la creación de esa comisión. "Ustedes piden el cese de investigaciones legales y el Grupo Socialista no va a permitir que desarmen a la policía". Dicho esto, el portavoz socialista casi gritó que "nunca ha habido tanta libertad en España como con este Gobierno". En ese momento los abucheos populares y los aplausos socialistas amenazaban con prolongarse por tiempo indefinido sin atender al mazo de la presidencia. Gregorio Peces-Barba pidió a los diputados que respetaran su autoridad, que era la garantía de la libertad de todos los presentes. Saenz de Cosculluela leyó un largo listado de leyes en materia de libertades aprobadas con el Gobierno socialista.

Fue breve también la réplica que Cosculluela ofreció a la moción del comunista Fernando Pérez Royo. "Si es un montaje, dejen que se cree esta comisión, si no lo hacen, tenemos que pensar que algo sucio tienen que guardar", afirmó Pérez Royo. La moción de este diputado pedía al Gobierno el envío de la ley orgánica de unificación de cuerpos policiales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1985

Más información

  • Ruiz Gallardón leyó el epígrafe de 41 de los documentos retirados de las dependencias policiales por el juez