Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Michelín perdió seis kilos durante su secuestro

Luis Abaitua, director de la fábrica Michelín, de Vitoria, que fue secuestrado por un comando de ETA (p-m) el lunes de la semana pasada, fue liberado en la madrugada de ayer. Los secuestradores le dejaron abandonado en Vitoria, a unos dos kilómetros de su casa, en medio de una fuerte nevada. Luis Abaitua entraba en su domicilio particular a las dos y veinte de la madrugada. Sus familiares concedieron ayer una conferencia de prensa en la que explicaron algunos detalles del secuestro revelados por el propio Abaitua. Este afirma que en todo momento fue bien tratado, aunque en los diez días en que ha estado en poder de ETA ha perdido seis kilos.

Unicamente el cuñado y la esposa de Luis Abaitua, director de la fábrica Michelín, de Vitoria, junto con el primer jefe de prensa de la misma, se personaron ayer a mediodía en la rueda de prensa convocada en un hotel cercano al domicilio de Abaitua para dar cuenta oficial de su liberación. Jesús Odriozola, cuñado del señor Abaitua, anunció que «Luis está agotado, por lo que no ha acudido a esta rueda de prensa.» Por otra parte, no se acordó un compromiso para que el señor Abaitua comunique sus impresiones a los medios informativos cuando se recupere.Los dos comunicantes en la rueda de prensa manifestaron que Luis Abaitua les ha revelado que desconoce el lugar donde ha estado secuestrado, aunque realizó un largo viaje desde Vitoria a dicho lugar. Califican el trato recibido por Abaitua como bueno en el aspecto físico y psíquico. Dicen que los únicos momentos de tensión se produjeron en los interrogatorios a que fue sometido por los secuestradores, aunque en ellos sólo se trataron temas relacionados con el conflicto laboral, sin que en ningún caso apareciesen cuestiones políticas o antecedentes del secuestrado en ese sentido. El secuestro se produjo, tal como se había sospechado, cuando Abaitua aparcaba su vehículo en la calle, no lejos de su domicilio, en Vitoria.

Se informó también que el aspecto de Luis Abaitua al entrar en su domicilio, un cuarto de hora después de ser liberado por sus secuestradores en el barrio vitoriano de Zaramaga, era impresionante. Concretaron que llevaba un buzo, el cual le estaba grande, lo cual acentuaba su aspecto demacrado. Hay que tener en cuenta que Abaitua es una persona muy delgada y que durante el secuestro ha perdido unos seis kilos de peso. El mismo abrió la puerta de la vivienda, dejando caer las llaves, al entrar, en un búcaro que hay en el zaguán. Este gesto, que al parecer es habitual en él, originó un sonido que inmediatamente fue detectado por la hermana de Luis, Paquita Abaitua, que se encontraba en el domicilio de su hermano. Los informantes de ayer dijeron que la primera exclamación del liberado fue el siguiente comentario: «¡Qué tragedia tan absurda!»

Poco más que lo extractado se pudo conocer ayer sobre las circunstancias del secuestro del director de la fábrica Michelin. No daba resultado ningún intento de entrevistarse con el liberado, ya que en el portal del edificio donde reside se ha establecido la vigilancia permanente de un policía municipal. No se consigue tampoco establecer comunicación telefónica con Luis Abaitua. Lo único que cabe destacar son los comentarios realizados por Jesús Odrioizola, cuñado de Abaitua, que ha afirmado que «no hay nada en la persona y en la familia de Luis que justifique lo ocurrido», y añadió «que es el representante de una empresa muy grande, pero en absoluto cabe decir que representa a lo que llamamos oligarquía». Como saliendo al paso de algunas afirmaciones que se han hecho en la prensa sobre su supuesto carácter autoritario, dijo que se trata de un hombre muy recto, «que no se casa con nadie». Pero que cuando ha dirigido a grupos más pequeños de trabajadores se le ha considerado como un director accesible. También lamentó el cuñado, en una rueda de prensa que tuvo lugar pocas horas antes de la liberación, que «es lamentable que en algunos momentos se haya visto, por parte del comité de empresa, una salida emocional a un problema económico, ya que, sin entrar en las circunstancias socioeconómicas, no es lógico que éstas deban recaer sobre una persona».

Comunicado de ETA

Por otra parte, la rama político militar de ETA hizo público un comunicado en Bilbao a primera hora de la tarde de ayer, en el que explica las razones de la puesta en libertad de Luis Abaitua. En la nota, ETA p-m dice que se han alcanzado los objetivos fijados: el inicio de negociaciones entre empresa y trabajadores y «la recuperación de información, extraída mediante interrogatorios». Añade que con este secuestro ha querido ejercer la «disuasión» también con respecto a la patronal y al Gobierno.Respecto a las negociaciones entre la empresa y los trabajadores, ayer tampoco se produjo ninguna novedad, ni el comité de empresa abandonó su actitud de silencio con respecto a las conversaciones mantenidas hasta ahora con la dirección. Las conversaciones se reanudarán posiblemente hoy, viernes, y para el fin de semana está convocada en San Sebastián una reunión, organizada por CCOO de Euskadi, y a la que asistirán representantes de las fábricas de Michelín en España y en Francia, y del sindicato francés CGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 1979

Más información

  • Abaitua, abandonado en la madrugada de ayer a dos kilómetros de su domicilio