La población LGTBIQA+ en España muestra su orgullo

Ocho representantes del colectivo se sinceran ante las cámaras de EL PAÍS para contar su experiencia personal como disidentes de la heteronormatividad

De izquierda a derecha, de pie en la fila de atrás, Anna Fux, Federico Armenteros y Camino Baró. En el centro, Kenai White, Darko Decimavilla y Noemí Casquet. Sentados en primera fila, Ángela Vicario y Pitu Aparicio.Foto: RAÚL RUZ | Vídeo: EPV

Resiliencia es, junto a orgullo y visibilidad, la palabra que ha sido escogida por la organización del Orgullo Estatal LGTBI para la manifestación de Madrid de este año. En las marchas del Orgullo celebradas durante las dos últimas semanas en España, el colectivo LGTBIQA+ español celebra sus éxitos recientes. Hace 17 años desde la aprobación del matrimonio igualitario, en 2005; la Ley de Identidad de Género fue aprobada en 2007; España ocupa el décimo lugar en el listado de Rainbow Europe que analiza la situación legal y sociopolítica de las personas LGTBIQA+ (llegó a ser segunda en 2011), o el proyecto de ley que el Gobierno acaba de presentar. En el vídeo que acompaña a esta noticia ocho personas cuentan sus experiencias dentro del colectivo LGTBIQ+ para EL PAÍS Semanal. ¿Cuándo fue el punto de inflexión en su experiencia personal?, ¿cómo se sintieron?, ¿cómo se perciben a ellos mismos? y ¿qué consejos ofrecen a otros miembros del colectivo? entre otras preguntas.

Algunos de ellos se conocen, otros se ven por primera vez para este reportaje en un plató al norte de Madrid. Orgullosos, reivindican la normalidad de la diferencia en torno a la celebración del Orgullo y que explican que esta va más allá de una celebración del amor libre. Los protagonistas coinciden en tres ideas: la educación como arma para la inclusividad, los desafíos pendientes y la necesidad de unirse para afrontar los retos futuros.

“Mi punto de inflexión fue cuando salí del armario. En ese momento peligraba mi vida y mi salud mental. Desde ese momento hasta ahora he sentido felicidad y alegría, soy yo”, narra Federico Armenteros, presidente de la fundación 26 de Diciembre que atiende y acompaña a las personas mayores del colectivo. Para Darko Decimavilla, presidente de la asociación No Binaries España, su punto de inflexión fue “cuando descubrí la palabra, cuando pude nombrar quién era y qué era”. Anna Fux, Darko Decimavilla, Federico Armenteros y Camino Baró. Delante, Kenai White, Noemí Casquet, Ángela Vicario y Pitu Aparicio son los ocho protagonistas que representan a las distintas letras del colectivo que se agrupa simbólicamente bajo las siglas LGTBIQA+.


Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS