Flexiones frente al ataúd de Ginsburg, un particular homenaje de su entrenador personal

La magistrada era conocida en Washington por sus estrictas rutinas de ejercicio en el gimnasio de la Corte

Bryant Johnson hace una flexión frente al féretro de Ginsburg. En vídeo, la secuencia completa.(REUTERS)

Cientos de personas han dado su último adiós a Ruth Bader Ginsburg, la primera mujer en recibir un velatorio de Estado en el Congreso de los EE UU. La fallecida jueza del Tribunal Supremo ha sido honorada por políticos de todo el arco parlamentario, desde Joe Biden y Kamala Harris hasta el Presidente Donald Trump, quien fue abucheado cuando acudió al velatorio a trasladarle sus respetos. Pero el momento más comentado de la ceremonia en el Capitolio fue cuando el entrenador personal de la magistrada, Bryant Johnson, se presentó ante el féretro, se arrodilló y se puso a hacer tres flexiones ante este antes de despedirse por última vez.

Este gesto está cargado de simbolismo, ya que lo repetía desde hacía años dos veces por semana en el gimnasio de la Corte junto a la octogenaria Ginsburg, quien era conocida en Washington por mantener una estricta rutina de ejercicio a pesar de su avanzada edad. La jueza mantuvo este hábito incluso cuando fue diagnosticada de cáncer y también durante la pandemia del coronavirus. Bryant Johnson llevaba siendo su entrenador personal desde 1999, un tiempo que le ha permitido escribir un libro sobre la rutina de Ruth Bader Ginsburg en 2017, titulado “La rutina de RGB: Cómo ella se mantiene fuerte... y tú también puedes".