Asaltos

Una pareja de abogados recibe con un fusil de asalto a los manifestantes de Black Lives Matter

El matrimonio McCloskey, residente en San Luis, asegura que temió por su vida

De izquierda a derecha, Patricia y Mark McCloskey armados frente a la puerta de su mansión. En vídeo, el momento del altercado.(VÍDEO: ATLAS)

La imagen que acompaña esta información se ha visto en informativos de todo el mundo: un matrimonio de abogados, pertrechados por un fusil de asalto y una pistola, se exhibe frente a los manifestantes de una concentración antirracista que pasa frente a su mansión, en San Luis (Misuri, Estados Unidos). El vídeo muestra a Mark McCloskey, de 63 años, vestido con un polo rosa y sosteniendo un arma de fuego de asalto, y a su mujer Patricia, de 61, apuntando con una pistola al rostro de los activistas, a los que acusa de estar pisando propiedad privada.

Tras la difusión de las imágenes, el matrimonio ha justificado su actitud en declaraciones a la cadena de televisión local KMOV St. Louis alegando que ambos temieron por su vida y que tantos ellos como su perro recibieron “amenazas de muerte”. Además, han contado que los participantes de la marcha les advirtieron de que quemarían su mansión. Las imágenes del vídeo muestran cómo los organizadores de la manifestación piden al resto de asistentes que circulen para evitar una escalada de tensión. Uno de ellos, blanco y vestido con un traje, discute con la pareja señalándoles con el dedo.

Según el diario Político, la policía está investigando el caso como una invasión de la propiedad privada y como asalto por intimidación a la pareja armada. Los informes policiales aseguran que la pareja recibió gritos en forma de insultos y amenazas por la multitud, y que el matrimonio sacó las pistolas al ver cómo participantes de la protesta también iban armados. El incidente se resolvió sin heridos.