Despedida una mujer por inventarse la amenaza de un afroamericano en Central Park

El vídeo se ha reproducido más de 31 millones de veces en Twitter

Amy Cooper sostiene a su perro por el collar mientras denuncia a los servicios de emergencia una falsa amenaza de un hombre afroamericano. En vídeo, la secuencia completa de los hechos.(VÍDEO: MELODY COOPER (TWITTER))

El pasado lunes, Chris Cooper, un ornitólogo aficionado, paseaba por Central Park en el centro de Nueva York (Estados Unidos) cuando se percató de que una mujer que paseaba con su perro -una empleada de la inversora Franklin Templeton, Amy Cooper- lo llevaba suelto. Al estar prohibido por la ley, el hombre le solicitó que le pusiese la correa a la mascota y su dueña comenzó una acalorada discusión que impulsó a Cooper a grabar la escena con el móvil. En las imágenes del vídeo que acompaña a este texto, se puede ver cómo Amy avanza hacia el hombre, que le pide que retroceda y que llame a la policía.

Amy Cooper marca el número de emergencias e informa con la voz entrecortada de que “un hombre afroamericano” la estaba “amenazando de muerte” tanto a ella como a su perro. La mujer insiste en que su vida corre peligro y apremia a la unidades de emergencia a que envíen una patrulla, pero Cooper permanece a varios metros de distancia de ella y se limita a decirle “gracias” antes de dejar de grabar.

La hermana del afectado, la guionista Melody Cooper, subió el vídeo del incidente a su cuenta de Twitter, donde acumula casi 40 millones de reproducciones. El impacto de la escena ha sido tal que el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, se ha manifestado al respecto, calificando la actitud de la mujer como “puro racismo” y como una mala utilización de los teléfonos de emergencia. La empresa en la que trabajaba la mujer ha emitido un comunicado informando de su despido.

Muchos usuarios de las redes sociales se han mostrado preocupados por el peligro que corrió Chris, en un país en el que las agresiones policiales hacia el colectivo afroamericano son recurrentes. Esta semana cuatro oficiales del cuerpo de policía de Minneapolis han sido despedidos después de que un hombre afromericano desarmado muriese bajo su custodia. Unas imágenes captaron cómo uno de los policías clavaba sus rodillas en el cuello del detenido, mientras este exclamaba que no podía respirar.