COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La alegría de vivir en la ‘belle époque’ (de ‘Lo de Évole’)

Volver a esa película de Oscar es volver a un lugar feliz, algo de lo que se empapa este estupendo especial de La Sexta, que ha reunido a Fernando Trueba, Penélope Cruz, Maribel Verdú, Ariadna Gil y Miriam Díaz Aroca

Jordi Évole y Penélope Cruz en un momento del programa.Foto: LA SEXTA

En una secuencia de Belle époque, sus tres hermanas acompañan a Clara (Miriam Díaz Aroca) a visitar la tumba de Higinio, su marido. Mientras Rocío (Maribel Verdú) les confiesa que ha invitado a Fernando (Jorge Sanz) a pasar el verano con ellas y bañarse en el río, Clara suspira por la memoria su difunto esposo, que se ahogó en esas aguas. “Ay, cada vez que me acuerdo…”. Entonces Luz (Penélope Cruz), la más joven de las cuatro, se acerca a ella y muy resolutiva le recomienda: “Pues no te acuerdes”. Mírala, qué fácil.

Como explica Fernando Trueba en un programa de Lo de Évole que le ha reunido con Penélope Cruz, Ariadna Gil, Maribel Verdú y Miriam Díaz Aroca para celebrar el trigésimo aniversario de la película, Belle époque es una oda al disfrute y a la libertad individual. Desde estos años veinte tan resabiados y conscientes de su amarga realidad que hasta hemos podido tener un programa titulado irónicamente Los felices veinte, volver a Belle époque es volver a un lugar feliz, algo de lo que como homenaje a la película —incluso argumental— se empapa este estupendo Lo de Évole.

No faltan preguntas que hoy parecen imprescindibles en cualquier entrevista, #MeToo y salud mental mediante, tampoco se prescinde de las inseguridades de cuatro actrices con fortunas muy diferentes, pero de fondo hay otra cosa que ejemplifica muy bien el castin de Penélope Cruz para la película —Fernando Trueba no quería ni ver una prueba suya y Katrina Bayonas consiguió colársela—, un talento y un amor por un oficio que no hay premios Oscar suficientes para recompensar.

Bañarse en el río, apretarse un cocido, travestirse, bailar, compartir amante, cantar una zarzuela y reírse de los beatos y del temor de Dios. No vivimos en los felices años veinte, pero conviene aplicarse el inocente consejo de Luz de vez en cuando. Que cada cual se haga como pueda su belle époque. Así de fácil.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Paloma Rando

Redactora, columnista y guionista de televisión. Empezó a trabajar en el medio en 2006, en el departamento de vestuario de diferentes series, y dio el salto a guion en 2012. Su último trabajo emitido es 'Señoras del (h)AMPA'. Ha desarrollado series para Alea Media, Shine Iberia, Secuoya, Zeta studios y Suma content, entre otras productoras.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS