DOCUMENTAL
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Cómo es sentirse libre’: un relato austero aunque apasionado sobre aquellas que rompieron dobles techos de cristal

El documental producido por Alicia Keys rescata, analiza y entrelaza con destreza las carreras de seis mujeres negras en el mundo del espectáculo y las conecta con los movimientos por los derechos civiles

Diahann Carroll en París en 1957
Diahann Carroll en París en 1957Globe Photos/ZUMAPRESS (Alamy Stock Photo)

Ya hace 20 años que Alicia Keys lanzó su álbum de debut, el que hizo de ella una estrella, Songs in A Minor. Desde entonces, su presencia en las listas de éxitos musicales se ha ido desvaneciendo de forma paulatina hasta casi desaparecer. Su último lanzamiento, Alicia (2020), ha despachado unos cuantos miles de copias, muy lejos de los 12 millones que alcanzó con su primer disco. Pero, de algún modo, la cantante ha permanecido siendo relevante para la opinión pública. Desde que en 2016 decidiera dejar de usar maquillaje en casi todas sus apariciones se ha convertido en el rostro desnudo del movimiento #nomakeup. Ahora, como productora del documental Cómo es sentirse libre, que emite el canal Odisea dividido en dos partes, invierte su fortuna y su influencia en reivindicar a las que le abrieron camino. Ambas entregas ya pueden verse bajo demanda en servicios como Vodafone TV, Orange TV y Movistar+.

Lena Horne, Abbey Lincoln, Nina Simone, Diahann Carroll, Cicely Tyson y Pam Grier. Son seis mujeres negras dedicadas al mundo del espectáculo que hace décadas rompieron techos que llevaban doble acristalamiento. También inspiraron a esa niña de Harlem que, gracias a ellas, logró imaginar que podía ser estrella de la música.

Encargado por una televisión pública como la estadounidense PBS, este documental sigue las reglas clásicas del género en televisión, más cercanos a lo informativo que a lo creativo. Pero logra contagiarse de las apasionantes vivencias de sus protagonistas, que entrelaza con gran destreza narrativa. El repaso exhaustivo que hace a la carrera de cada una de estas seis mujeres, completado con los testimonios de Samuel L. Jackson, Halle Berry, Lena Waithe (Master of None) y la propia Keys, da buena cuenta del esfuerzo con el que se alcanzaron esas metas. Como en el caso de la cantante, no se trataba tanto de ser la número uno como de ser vista.

Cicely Tyson rompió con la tendencia de mujeres negras de piel clara en pantalla.
Cicely Tyson rompió con la tendencia de mujeres negras de piel clara en pantalla.AMC Networks

A Lincoln le colocaban en los años cincuenta los vestidos usados de Marilyn Monroe para hacer de ella una bomba sexual en el cine y los escenarios, pero una vez desbloqueado ese logro, prefirió dedicarse al activismo y la canción protesta. Horne, en cambio, sí había sido capaz de dar un paso más para cambiar la industria desde dentro. En su contrato con una gran compañía cinematográfica, el primero firmado con una mujer negra, añadió una cláusula: no pensaba interpretar a criadas. Como respuesta, fue relegada a interpretar grandes números musicales en papeles sin apenas frase. Carroll, su sucesora en pantalla y en los escenarios, sí que interpretó papeles protagonistas, lo eran tanto que parecían llevar vida de mujer blanca, lamentaba parte de la comunidad afroamericana de la época. Y Cicely Tyson rompió con la tendencia de mujeres negras de piel clara en pantalla.

Todos esos pequeños pasos, con sus peros, eran importantes y necesarios para quienes una serie de televisión, un concierto o una película no eran solo una serie de televisión, un concierto o una película. Esta producción sabe representarlos como lo que eran: actos políticos íntimamente ligados a los movimientos por los derechos civiles. Con este repaso, convenientemente conectado con hechos históricos, el documental nos recuerda también que el asunto de la representación racial lleva demasiadas décadas sin resolverse. Las recientes polémicas con la Ana Bolena negra de HBO y con la negativa de la actriz latina Ada Maris a interpretar a un ama de llaves llena de clichés en la nueva serie Uncoupled, de Netflix así lo demuestran.

A pesar de sus austeras formas, Cómo es sentirse libre es todo un espectáculo.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez

Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS