Series

Netflix no podrá rodar una serie en Turquía al negarse a eliminar un personaje gay

La plataforma descartó la orden impuesta por el Gobierno de Erdogan de reescribir los capítulos sin el componente homosexual y ha preferido suspender el rodaje de la ficción

Un instante de la serie turca 'Love 101'. En vídeo, el tráiler de la serie. HUSEYIN BILGI (VÍDEO: NETFLIX)

Netflix ha paralizado indefinidamente la producción de una de sus series originales, If Only, que se iba a rodar en Turquía, tras recibir del Gobierno turco la orden de retirar un personaje gay del guion. El Ejecutivo había exigido la modificación de ese aspecto de la trama, que consideraba inmoral. La plataforma ha preferido acabar con el proyecto, aunque sus otras producciones turcas se mantienen en activo, al menos en principio.

Fue la guionista de la serie, Ece Yorenc, quien publicó la decisión, tomada la semana pasada: “Por la presencia de un personaje gay, no hemos recibido permiso para rodar la serie, lo que da bastante miedo de cara al futuro”, anunció a la web turca de noticias de cine Altyazi Fasikul. Mahir Unal, un portavoz del partido en el poder, el islamista AKP, confirmó a The Financial Times que habían encontrado problemas en ciertos guiones de Netflix. “¿Debemos disculparnos colectivamente ante Netflix? ¿Qué quieren de nosotros? ¿Tenemos que bendecir todo lo que haga Netflix, mirarlo con buenos ojos y bendecirlo? ¿No hay ningún asunto por el que tengamos derecho a quejarnos?”, ha dicho.

No es la primera vez que esta plataforma, conocida por defender la diversidad en sus contenidos, se tropieza al llevar estos valores a países más conservadores. El pasado abril, también en Turquía, empezaron a escucharse rumores en redes sociales sobre un personaje de la serie Love 101, que, en un giro de guion, resultaría ser gay. La posibilidad levantó tal revuelo, en redes pero también fuera de ellas, que un portavoz de Netflix se vio obligado a aclarar que no había ningún giro planeado. Pero la tradición hasta ahora ha sido cooperar con las autoridades: ha obedecido órdenes de nueve Gobiernos (Arabia Saudí, Vietnam, Alemania o Nueva Zelanda, entre ellos) de retirar ciertos contenidos de sus territorios. Sin embargo, cancelar por motivos políticos la producción de una serie que ya estaba encaminada es otra cosa, un paso que rara vez se ha dado.

La polémica ha reavivado los rumores de que Netflix podría dejar de trabajar en Turquía, donde cuenta con 1,5 millones de suscriptores (datos del pasado diciembre) y tiene cinco proyectos en distintos estados de desarrollo. Un portavoz de la plataforma lo ha negado para la revista Variety: “Mantenemos nuestro compromiso con la comunidad creativa de Turquía”, ha dicho.

La plataforma es conocida allí por la huella que dejó la serie The Protector, un éxito en todo el mundo, visto por diez millones de turcos y estrenada en diciembre de 2018 y cuya última temporada, la cuarta, se estrenó el pasado 9 de julio: se consideró un antes y un después en la producción de contenidos televisivos del país.

Más información

Lo más visto en...

Top 50