Columna
i

Dinero

Casi todo dios está asustado, conviviendo con la pegajosa incertidumbre, temiendo no ya al hoy sino al sombrío mañana, angustiado por el futuro de los suyos

Entrada a una oficina del SEPE.
Entrada a una oficina del SEPE.Eduardo Parra / Europa Press

Es muy caprichoso el mundo de los sueños. Thomas de Quincey encontraba en él elitista lógica. Afirmó que si alguien que pasa su existencia rodeado de cerdos toma opio, su universo onírico estará poblado exclusivamente por ganado porcino de todos los colores. Pero si lo ingería él, le servía para escribir Las confesiones de un comedor de opio....

Más información

Lo más visto en...

Top 50