La BBC anuncia 450 despidos en sus emisoras regionales

Los recortes se añaden a los ya previstos antes de la crisis del coronavirus

La sede de la BBC, el jueves 2 de julio
La sede de la BBC, el jueves 2 de julioWILL OLIVER / EFE

En la era de Facebook y los grupos de WhatsApp, la dirección actual de la BBC cree que su servicio regional ha cambiado muy poco en los últimos 50 años y necesita reinventarse. “Debemos adaptarnos para reflejar mejor el modo en que los ciudadanos viven su vida, cómo obtienen la información y qué tipo de contenido desean”, ha dicho Helen Thomas, la directora de BBC Inglaterra. La traducción del inesperado anuncio de la cadena pública será el despido de 450 empleados, que se sumarán a los centenares de despidos ya previstos antes de que estallara la crisis del coronavirus, que de momento permanecen en suspenso.

Al menos 7 de los 20 presentadores de los boletines regionales de noticias de las 18.30hs (19.30, horario peninsular español) perderán su empleo, y varias de las emisoras de radio local que la BBC mantenía por todo el país dejarán de emitir programación. Las 39 estaciones que vieron reducido su horario de emisión por causa de la pandemia mantendrán ya definitivamente este formato reducido. La entidad confía en ahorrar cerca de 28 millones de euros para 2022 gracias a estos recortes. “Vamos a modernizar nuestra oferta a la audiencia inglesa de modo que lo digital constituya el centro de toda nuestra tarea. Vamos a mantener las lecciones adquiridas en esta crisis de la covid-19 que nos han hecho más ágiles y más cercanos a las comunidades a las que servimos, a la vez que nos aseguramos de seguir siendo igual de eficientes”, ha dicho Thomas.

La decisión ya se intuía desde hace semanas por muchos de los empleados de la BBC, que han hecho circular en busca de firmas en los últimos días una carta abierta a la dirección para que se replanteara la medida. “Nunca como en estos momentos ha sido tan importante el periodismo de investigación, la obligación de hacer responsables de sus actos a las autoridades y la necesidad de reflejar la diversidad regional de Inglaterra”, que ha obtenido el respaldo de personalidades como el actor y escritor Stephen Fry, el director de cine Ken Loach o el actor Dominic West.

La BBC ha designado recientemente como director general a Tim Davie, un veterano ejecutivo del área comercial de la corporación, para sustituir a Tony Hall, que anunció su dimisión poco después de la llegada a Downing Street de Boris Johnson. El Gobierno conservador tiene una guerra abierta con la institución, a la que acusa de no haber mantenido su imparcialidad durante la crisis del Brexit que dividió a los británicos. El Ejecutivo ha amenazado con despojar de sanción penal el impago de la tasa de 174 euros que los británicos deben pagar por el uso de los servicios de la BBC. Una decisión de esas características debilitaría notablemente las ya escasas finanzas de la cadena pública.

Más información

Lo más visto en...

Top 50