Fake news

La pandemia impulsa el consumo de noticias fiables

EL PAÍS es el periódico nacional que genera más confianza en los lectores, según el Reuters Institute, y España, uno de los 46 países analizados donde mayor inquietud social provoca la desinformación

Una persona lee en su ordenador portátil una noticia falsa, en Madrid el 5 de noviembre de 2020.
Una persona lee en su ordenador portátil una noticia falsa, en Madrid el 5 de noviembre de 2020.Jesús Hellín / Europa Press

La crisis sanitaria que azota el mundo desde el año pasado provocó un renovado interés de los lectores en consumir noticias de confianza. Eso les llevó a apostar por el periodismo de calidad, que es visto como “una garantía de imparcialidad y rigor” en unos tiempos en los que las noticias falsas y los bulos circulan a sus anchas por internet. Así lo concluye el informe Digital News Report elaborado por el Reuters Institute, que sitúa a EL PAÍS como el medio nacional de referencia para los españoles.

España es uno de los 46 países analizados por el estudio donde mayor inquietud social provoca la desinformación: un 67% de los 2.000 encuestados dice estar preocupado por ello, frente al 58% de media en el resto de países. A la gente le afectan especialmente los bulos relativos a la pandemia relacionados con el Gobierno, los partidos políticos y sus dirigentes. Un 42% de los españoles encuestados mostraron su alarma por este tipo de desinformación, frente al promedio del 27%. Existe, además, mayor preocupación por la desinformación que circula a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea (50%) que por la que se difunde a través de canales informativos (11%).

El informe señala también que la pandemia ha acelerado algunas tendencias que el mercado de los medios de comunicación españoles venía arrastrando en los últimos años. Entre ellas, la consolidación de las marcas tradicionales como referentes informativos de calidad; el declive en la audiencia y rentabilidad de los diarios impresos; la puesta en valor de los medios locales y regionales; la utilización del móvil como dispositivo más usado para estar informado, o la consolidación del consumo de nuevos formatos como el audio (podcast) o los vídeos noticiosos. El acceso a los medios a través de las redes sociales sigue siendo importante, especialmente entre la población más joven.

En este sentido, EL PAÍS aumenta las distancias respecto a sus competidores cuando se les pregunta qué medios recuerdan haber consultado para informarse al menos una vez en el transcurso de la última semana (con esta pregunta, el estudio busca excluir las visitas a medios que se hayan producido de forma accidental o inadvertida). EL PAÍS alcanza el 21% de recuerdo, frente al 15% de 20 Minutos y el 14% de Eldiario.es. La cabecera del Grupo Prisa “aumenta distancias en medio de caídas generalizadas, que solo salvan los medios regionales”. Si se tiene en cuenta la audiencia combinada (internet y soportes físicos) de los medios impresos, se observa que el 28% de los usuarios de la encuesta consultan EL PAÍS al menos una vez a la semana. “A cierta distancia”, según el informe, le siguen El Mundo y 20 Minutos, con un 20%. Tanto EL PAÍS como la cabecera gratuitadestacan por una mayor fidelidad de sus usuarios”, dado que en torno a la mitad o más de sus lectores suele visitarlos como mínimo tres veces a la semana.

Con el paso de los años el porcentaje de lectores en línea de los principales periódicos nacionales ya supera al porcentaje de lectores desconectados. En el caso de EL PAÍS, un 11% de los lectores semanales lo hace de forma digital frente al 7% que lo hace de manera desconectada.

La pandemia coincidió también con el lanzamiento de muros de pago en algunas de las principales cabeceras. En el caso de EL PAÍS, que decidió dejar en abierto toda la información relativa a la crisis sanitaria, se alcanzaron los 100.000 suscriptores digitales tan solo 10 meses después del cambio de modelo, ejecutado en mayo de 2020. El Mundo, por su parte, cuyo sistema de pago está operativo desde octubre de 2019, contaba con 60.000 suscriptores por las mismas fechas, según recoge el informe. Eldiario.es, con 63.000, se coloca como el nativo digital con más suscriptores. Mientras, otras cabeceras, como El Confidencial, La Vanguardia o ABC, han apostado por modelos mixtos, en los que se exige el pago por determinados contenidos.

La crisis económica derivada de la sanitaria se ha notado en las cuentas de las principales cabeceras del país, afectadas por la caída en picado de la inversión publicitaria. Los editores solicitaron el apoyo del Gobierno, argumentando que los préstamos y la reducción del IVA de las suscripciones del 21% al 4% eran medidas insuficientes. Por otra parte, en enero de este año entró en vigor la llamada tasa Google, que grava con un 3% los servicios digitales y la publicidad en línea. Se prevé que recaude en torno a 1.000 millones de euros anuales, cantidad que se dedicará a apoyar a sectores que estén pasando dificultades, como el turismo y el periodismo.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50