Inrupt: el plan B para Internet de Berners-Lee echa a andar

La ‘startup’ cofundada por el padre de la web lanza el primer servidor de Solid, destinado a impulsar una red más respetuosa con la privacidad

Tim Berners-Lee, creador de la World Wide Web, en el Museo de la Historia de la Informática, en Silicon Valley, en 2019.
Tim Berners-Lee, creador de la World Wide Web, en el Museo de la Historia de la Informática, en Silicon Valley, en 2019.R. J. C.

¿Necesitamos otro tipo de Internet diferente al que tenemos? ¿Un Internet en el que los usuarios tengan más control de sus datos? Tim Berners-Lee, padre de la World Wide Web, cree que sí. La siguiente pregunta sería si esto es posible. El inventor de la Web también es optimista. Por eso puso en marcha su proyecto Solid, para generar un entorno online más privado, alejado de la centralización inevitable que producen los gigantes de la Red: Google, Facebook o Amazon. Para arropar a este germen y dotarlo fundó la startup Inrupt.

Ahora Inrupt lanza el primer servidor con el sistema Solid destinado a empresas. Esto abre la puerta a la expansión del proyecto de Berners-Lee a cualquier entidad que decida sumarse. La iniciativa introduce dos novedades principales. Una de ellas es el POD (personal online data), un contenedor digital que almacena los datos personales de un usuario. Cada uno tiene el suyo y tiene la llave para controlar quién accede a la información y a qué parte de ella. Este POD se almacena en la nube de un proveedor —que puede ser la propia Inrupt, la comunidad Solid o incluso el propio usuario— y se comunica con el servidor Solid, la pieza que faltaba.

En una primera versión restringida del servidor, la startup ha colaborado con algunas entidades. John Bruce, CEO de Inrupt (Berners-Lee ocupa el puesto de CTO), explica a EL PAÍS algunos de los casos de uso en marcha. El NHS (Servicio Nacional de Salud de Reino Unido) quiere usar el nuevo sistema para resolver el problema de la fragmentación del historial médico. “En Reino Unido, cuando vas al médico registran tu información en una base de datos. Si tienes una operación en otro hospital, estos datos lo guardan en otra base y, si te haces una placa de rayos-X, la información va a otra. Cuando visitas al médico para saber qué enfermedad tienes, este no tiene acceso a todo el registro unificado para averiguar qué te pasa”, comenta Bruce.

Cada usuario tendrá toda su información en su POD. “Tú la controlas”, insiste Bruce. “Todos tus datos médicos estarán en un sitio, para que cuando visites a cualquier médico puedas mostrarle toda la información”. En el futuro este baúl personal también podría contener información sobre tu dieta o los datos de tu aplicación de fitness. El usuario decide qué quiere compartir y con quién quiere hacerlo.

Tus datos personales en un baúl con llave

Inrupt también ha revelado que colabora con el gobierno de Flandes. Esta región belga trabaja en la creación de un POD para cada ciudadano. En él cada uno conservaría sus diferentes documentos personales, como el carné de identidad, el permiso de conducir, el padrón y tantos otros cuya emisión depende de administraciones públicas. “El objetivo es que todo esto esté en mis manos y que cuando tenga que mostrar a alguien mis credenciales pueda tenerlas de forma inmediata. Es como tener una caja con todos mis documentos dentro”, apunta Bruce.

La visión de Solid está centrada en el usuario final. Pero su adopción no empieza por este lado de la cadena. “No estamos tratando de ayudar todavía al usuario medio. Primero queremos trabajar con grandes organizaciones para ayudarles con sus usuarios”, señala el CEO de Inrupt. “Tardaremos un poco en construir el sistema de una forma que permita usarlo a mi madre, por ejemplo”.

Pese a la matización, desde la startup aseguran que la tecnología está lista para usarse. Afirman que sería capaz de dar cobertura a decenas de miles de usuarios en estos momentos. En esta fase, compañías y desarrolladores tienen que trabajar estrechamente, pues de momento todo son aplicaciones ad hoc. Con todo, Bruce hace un llamamiento para que las empresas empiecen a trabajar con Solid. El primer paso: acudir a la web de Inrupt.

Su enfoque choca frontalmente con la visión de Google, Facebook, Amazon y, en general, todos los gigantes digitales que practican análisis exhaustivos de datos personales. Estas compañías trazan perfiles de cada usuario en base a una enorme cantidad de huellas que dejamos en nuestra actividad online. En muchas ocasiones ni siquiera sabemos qué aspectos personales se meten en la coctelera de los algoritmos.

El CEO de Inrupt precisa que la diferencia con Solid está en el control que ejerce el usuario. Lo ilustra con el trabajo de la BBC, otro de los socios de la startup. La corporación británica cuenta con un archivo descomunal, audiovisual y radiofónico. Por tamaño resulta inabarcable. Por eso la BBC ha construido aplicaciones para conocer a los usuarios y servirles contenido de su interés. “Tienen un sistema que escucha la música que reproduces en Spotify. Si ve que pones mucho a un artista te ofrece, por ejemplo, un documental sobre este artista que está en el archivo”.

La plantilla de Inrupt se compone de unos 30 empleados. Y su comunidad cuenta con cientos de desarrolladores en todo el mundo. En España uno de los núcleos más relevantes nació al calor de la Universidad de Oviedo. Algunas empresas nacionales, como la gijonesa Empathy.co, trabajan desde hace tiempo con Inrupt.

Sobre si Solid puede prosperar en un Internet como el de hoy, Bruce se muestra confiado en que Google o Facebook se adaptarán con el tiempo. Y confianza es lo que promete la startup a las compañías que se sumen al proyecto. “Una empresa le dice al usuario: te voy a dar tus datos pero déjame ofrecerte nuevas formas de usar esos datos para darte un valor real”. A cambio se espera que el usuario sea fiel. “Los usuarios confían en la compañía y esta les da valor”, incide Bruce. “Esta es la forma en que Tim [Berners-Lee] imaginó la Web. No es como es ahora pero podría serlo”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Más información

Lo más visto en...

Top 50