Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galaxy Round: curvado, sí; flexible, no

Samsung ha presentado un 'smartphone' que no es plano, pero tan rígido como el resto

Samsung Round.
Samsung Round.

Curvado no significa flexible. Por si había alguna duda, Samsung la desveló el martes en Seúl, con la presentación de su smartphone Galaxy Round, un móvil que no es plano, sino algo curvado y totalmente inflexible, pero aún así el primero de la industria...más o menos.

Dejando a un lado su aspecto de teléfono balancín, es una reproducción del Note 3 en algunos aspectos, como su pantalla de 5,8 pulgadas, las cámaras de 13 megas y de 2 megas y la grabación en alta definición de 1080. Su grosor es 0,8 centímetros y pesa 160 gramos, menos que el Note 3.

Su novedad no es tanto la forma, pues HTC también tiene un modelo curvado aunque solo por la parte de atrás y LG anuncia otro, sino algunas singularidades, entre ellas que al balancearse aparece en pantalla la hora, la fecha, llamadas perdidas y el estado de la batería, o la navegación con el dedo tanto en una dirección como en otra. La batería es plana, aunque Samsung trabaja en una batería de cable, lo que limita de momento la flexibilidad de los aparatos. Aunque el móvil ha decepcionado por la expectación que se había creado, es un primer paso hacia los accesorios flexibles, como podría ser el reloj, aunqe de momento la pantalla de su Gear es plana.

El modelo parece destinado exclusivamente a su país, Corea del Sur, donde se venderá en varios colores. Pese a las expectativas levantadas hace unas semanas, este modelo no romperá moldes. Es uno más en la amplia gama de Samsung, en esta ocasión para los bolsillos más generosos pues costará en aquel país unos mil dólares.