Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Zelda' regresa a los orígenes con 'Skyward Sword'

El videojuego cumple 25 años

En 1986 Zelda nació como un juego de cartucho para la consola doméstica de Nintendo, un sistema de 8 bits, donde los píxeles de gran tamaño se convertían en acción con ayuda de la imaginación. 25 años después, Link, su protagonista, que entonces parecía un duende de color verde, es un personaje de culto.

Las melodías pegadizas quieren ser algo más que un sonido que acompaña. Tanto que la semana pasada, la Orquesta Filarmónica de Londres interpretó los temas. Algo parecido sucede con los escenarios, el mundo de ensueño con aire impresionista de los paisajes se inspira en Cézanne.

Shigueru Miyamoto, cerebro creativo de la casa japonesa, asegura que se inspiró en su infancia y el bosque que la rodeaba para crear el universo Zelda. Desde entonces son decenas los juegos creados con Link, el héroe con nombre de enlace, su espada y sus mazmorras como motivos para emplear horas explorando nuevos mundos.

La última entrega, Skyward Sword, viaja a los orígenes del personaje. Según Miyamoto, padre de la saga, es el juego más grande que ha creado. Tras cinco años de trabajo promete entre 50 y 100 horas de juego. "Se va al corazón de Zelda, pero no es necesario conocer ninguno de los títulos anteriores. Hay cantidad de vídeos para tener contexto y conocimiento suficiente", explica José Arcas, el responsable de Wii, la consola en que se ejecuta el título, para España. Nintendo sostiene que Zelda estrenó el género de aventura, una mezcla entre acción, plataformas, rompecabezas y rol.

Aunque el aspecto gráfico está muy cuidado, sí se comienza a notar cierta diferencia con consolas más potentes como XBOX 360 y PS3. Arcas cree que se saca el máximo de Wii: "Hemos esperado a tener un gran número de usuarios de nuestra consola para hacer tal despliegue".

El manejo de Skyward Sword intenta ser fiel y preciso. Es una ventaja, pero también puede ser un impedimento. Para poder meterse en la piel de Link es necesario contar con un mando Wii Plus o un complemento para los antiguos que permite realizar movimientos con precisión. Para paliar esta deficiencia, y de paso vender más, Nintendo venderá el juego como un título más o, en un pack especial, con un mando de última generación, dorado y decorado con motivos de Zelda.