Una batería tan gruesa como un cabello

Investigadores de Texas construyen un prototipo recargable 20 veces

En el futuro, las baterías tendrán un tamaño del orden de los 150 nanómetros (medida equivalente a la mil millonésima parte de un metro). Esto es lo que prometen unos investigadores de la Universidad de Rice (Texas) que la han construido gracias a la nanotecnología. El equipo del profesor Pulickel Ajayan ha conseguido almacenar energía en una base de iones de litio en un nanohilo. Una vez realizado el ensamblado, la batería mide 150 nanómetros, 60.000 veces más pequeña que una tradicional batería AAA y más pequeña que una bacteria, aunque en este caso la comparación se dificulta por la información que albergan éstas. En su informe aseguran que la batería final tiene el diámetro de un cabello.

Una de las aplicaciones de la misma se dará en la medicina, pero este reto todavía no está cerca porque la batería sólo admite 20 recargas lo que dificulta la implantación de elementos microscópicos en el cuerpo humano. Los investigadores han admitido que todavía hace falta mucha investigación para optimizar dispositivos.

En la citada batería, los iones navegan del polo positivo (cátodo) al negativo (ánodo). Este descubrimiento se suma al recientemente hecho en la universidad de Standford de una batería transparente. La alimentación de aparatos minúsculos, microscópicos, está más cerca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS