Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barry Schwartz considera que la web todavía permite esperar grandes avances

El experto en buscadores anima a probar nuevas ofertas en este terreno.- Interviene en Red Innova

Panda es la palabra más repetida por Barry Schwartz, experto en posicionamiento web y una de las estrellas de la Red Innova. No es un antivirus y tampoco se refiere a la mascota del zoo. Panda es como se denomina al último cambio en el algoritmo de Google. Sus efectos han sido catastróficos para quienes en lugar de hacer contenido propio replican lo que hacen otros. Sin embargo, en España no se han notado, todavía, los efectos. Tiene una explicación: "Por ahora funciona mejor y con más rigor en inglés. El componente semántico es muy fuerte en esta mejora y todavía no funciona en español, pero sí tiene que servir para adaptarse a los tiempos. Desde 2003 no se había hecho un cambio tan grande".

Aunque en nuestro país Google es la herramienta que predomina, Schwartz invita a probar otras opciones: "Bing está mejorando mucho. Es interesante probar todo y abrir la mente a experimentos como Wolfram Alpha, un buscador semántico".

Estudiar la forma en que el usuario se comporta en Internet es una de sus preocupaciones. Observa que cada vez más la frontera entre móviles y ordenadores se difumina. Así se explica que Google acabe de anunciar búsquedas por voz e imágenes en la versión de escritorio. "El mercado móvil es uno de los que más ha crecido en Google, por eso se vuelcan. Los consumidores no piensan en si tienen un teléfono o un ordenador delante, lo que quieren es el resultado rápido al margen de la plataforma que usen para pedir información", aclara.

Una de las tendencias más marcadas en Internet son las aplicaciones. "Cada día más clientes nos piden tener un programa en la tienda de Apple, Android y demás, pero me sorprende", explica. En su opinión se pueden hacer mejores webs siguiendo estándares: "Tengo la sensación de que es el efecto Apple. Sé qué es polémico pero mi opinión es que se pueden hacer grandes avances con HTML 5, mucho más fácil y limpio. Otra cosa es que sea bonito y dé buena imagen, pero a la larga no creo que este software sea la solución".

La otra moda es la de las redes sociales: Facebook, Twitter y lo que esté por llegar. "No cambian el resultado del buscador. Se puede prescindir de ellos, pero cada vez más Google y Bing tratan de decirnos qué han usado nuestros contactos, qué valoran y cómo lo hacen", expone. ¿Un consejo? "Si se busca para algo personal, activar esa opción. Si es una cuestión profesional, desactivarlo y ver cuáles son los primeros resultados de manera natural, sin el factor social" concluye.